El maratón del IRONMAN Lanzarote según Carlos López

0

El triatleta Skechers Carlos López nos cuenta desde su experiencia cómo afrontar el maratón del exigente IRONMAN Lanzarote.

Hace un par de semanas Miquel Blanchart nos aconsejaba para terminar con éxito el IRONMAN Lanzarote y hoy es Carlos López el encargado de ofrecernos su punta de vista para encarar con garantías la parte final de la prueba, el maratón. El protagonista del artículo, el “triatleta del pueblo” Carlos López, es un deportista forjado a base de esfuerzo, sudor y muchísima ilusión. Pero la mala suerte se cebó con él el año pasado, a pocos días de la celebración del Campeonato del Mundo IRONMAN de Hawái en el que había conseguido clasificarse, sufrío un accidente que le impidió participar en una prueba en la que se había clasificado con mucho esfuerzo. Él mismo nos decía, “se puede decir que hoy he vuelto a nacer. Una conductora mirando el móvil se ha metido en mi carril y he acabado volando por los aires”. Kona le debe una y estamos seguros que pronto tendrá su merecida revancha.

Para Carlos López es necesario segmentar el maratón en dos grandes partes, “en mi opinión, hay que dividir la carrera a pie en dos. El primer tramo se centraría en los primeros 30 km en los que se llega hasta el centro de Arrecife, con la vuelta en el lago. Hay que tener en cuenta que los primeros km son fáciles, principalmente porque está lleno de público, pero después viene el aeropuerto que es lo más duro a nivel psicológico, no hay casi gente y la carrera se hace muy pesada. Posteriormente, viene una zona de paseo y el lago, un punto positivo es que no hay mucho desnivel y además vuelve a ver muchos aficionados animando, con las terrazas de los bares llenas de gente. La dinámica en la vuelta vuelve a ser la misma, el paso por el aeropuerto se corre en solitario y es un poco más duro, pero cuando se llega al punto de giro encontramos de nuevo un buen ambiente y con él sube la moral”.

Finalmente, nos explica que aunque la última parte sea más liviana es fundamental llegar a ella habiéndose dosificado  mucho previamente, “La segunda vuelta es más fácil y amena, con 6km de ida y 6 km de vuelta, y donde no hay que salvar nada importante. Lo primordial es que las fuerzas nos acompañen, para ello será fundamental habernos regulado bien en la bicicleta, que es muy dura, y así podremos afrontar con garantías el maratón del Ironman Lanzarote”.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Lluís Navarro Fenollar

València, 1989. Docente de Educación Física y Máster en investigación en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador de natación por la FNCV. Redactor de contenidos en Triatletas en Red. Triatleta popular o muy popular, maratoniano y entusiasta del periodismo deportivo.