¿Cuánto cuesta empezar a hacer triatlón? El ciclismo

2

Seguimos con la serie de artículos para intentar averiguar (o aproximarnos al menos) al coste del triatlón, al precio de tener que empezar a hacer triatlón desde cero.

https://goo.gl/7cv9fE

Como decíamos en el primer capítulo, hacer un cálculo de cuánto gastaríamos en tener todo el material de ciclismo es quizá lo más complicado. El precio de la bicicleta puede disparar mucho el presupuesto o bien todo lo contrario. Hay bicis de segunda mano, de temporadas pasadas, rebajadas, o bien algún amigo o familiar nos presta la suya. Incluso a lo mejor queremos aprovechar la antigua bicicleta de montaña del trastero colocándole unas cubiertas de carretera. Puede que en la búsqueda de la bici perfecta encontréis una ganga o acabéis comprando una más cara de lo que visteis días después en otra tienda.

En cualquier caso, la bicicleta es la inversión más grande e importante en triatlón. De hecho es, en teoría, con lo que más tiempo se va a entrenar y lo que menos se suele renovar. Por eso, es muy difícil saber cuál sería el precio ideal. En resumen, dependerá en última instancia de cuánto podáis o queráis gastar.

Cuando alguien es profano en el tema y se pone a hablar de cantidades con otros ciclistas o triatletas puede volverse loco con los precios. ¿Cómo es posible que una bici pueda costar más que un coche? La cruda realidad puede ser esa, así que empezadlo a asumir. Vamos a suponer que la bicicleta de la que hablamos aquí es nueva.

¿Qué necesito para entrenar el ciclismo?

CICLISMO: 2810 – 4270 euros

Bicicleta de carretera (1500 – 2500 euros): Sabemos que el arco de precios es muy amplio y sabemos también que se pueden encontrar bicicletas nuevas a partir de 500 euros y de ahí hasta lo impensable. Pensamos que una bicicleta de gama media es posible comprarla dentro de la franja de precios que hemos recomendado. A pesar de eso estamos seguros que si se dan las circunstancias y tenéis paciencia podéis dar con algo más barato. Lo que sí que habría que tener en cuenta es que vale la pena invertir un poco más en la bicicleta pensando en la calidad de materiales y componentes. Vamos a pedalear mucho sobre ella y quizá no volvamos a renovarla en varios años.

– Casco (75 – 150 euros): De nuevo el arco de precios vuelve a ser amplio y de nuevo podemos encontrar material más barato. A partir de 100 euros hay un salto cualitativo importante sin necesidad de hacerse con un tope de gama.

Zapatillas de ciclismo (100 -150 euros): Las zapatillas de ciclismo suelen ser otro de los materiales que si se cuidan medianamente duran muchos años. Aunque las hay bastante baratas en el arco de precios propuesto se puede encontrar una buena relación calidad-precio. Existen zapatillas de ciclismo o de triatlón aunque para los que no son muy expertos en el arte de las transiciones a carrera este no suele ser un aspecto decisivo.

– Pedales y calas (60 – 75 euros): Os parecerá mentira, pero la gran mayoría de bicicletas nuevas vienen sin pedales. Os gastáis 2.000 euros en una bici y no hay pedales. Existen varias marcas y tipos en el mercado pero cada pedal tan solo será compatible con un tipo de cala, y viceversa. Los que más abundan son los tipo Look Keo.

La ropa

Es muy cómodo entrenar en verano, con calor y buenas temperaturas y salir con tan solo un maillot y un culotte cortos. A medida que las temperaturas empiecen a bajar se necesitarán muchas más cosas: guantes, mangas largas, chaquetas, paravientos, calcetines, pañuelos, material impermeable. Lo peor de todo es que si no tenéis más de una pieza de algunas prendas, tampoco habrá recambio a no ser que hagáis la colada muy a menudo o entrenéis muy poco.

Pasamos a desgranar lo que sería una equipación ciclista que se podría aprovechar durante todo el año.

– Dos maillots de manga corta (60 – 80 euros): Uno para usar mientras se espera a que el otro se lave. Los hay a precios bastante económicos que para empezar no están mal. Ya veréis como si seguís entrenando acabáis teniendo bastantes de estos.

– Dos maillots de manga larga (80 – 100 euros): Seguimos la misma lógica que para los de manga corta.

– Dos culottes cortos (100 – 150 euros): La calidad de la badana influirá bastante en el precio. Es aconsejable no racanear con eso. Vuestras posaderas os lo agradecerán, sobretodo al principio.

– Dos culottes largos (120 – 170): Algo más caros que los cortos. Mejor que sean de un material que abrigue bien para el invierno.

– Chaqueta de invierno (125 – 175): Para esos días gélidos en los que hacen falta varias capas. Es una prenda cara, pero la diferencia entre una de buena calidad y cara y otra más barata es abismal. El frío encima de la bici duele mucho.

– Chubasquero paravientos (75 – 100 euros): Por si os sorprende la lluvia o como protector contra el frío y el viento. Hay modelos que se pueden guardar incluso en el bolsillo del maillot y apenas pesan.

– Calcetines de verano e invierno (80 euros): Dentro de este presupuesto os podréis comprar varios pares de calcetines para verano e invierno, térmicos e incluso impermeables. Si sois de las personas que se les enfrían mucho los pies, ya sabéis.

– Guantes de verano e invierno (100 euros): Ajustándose a este presupuesto hay mucha variedad. Los más importantes, de hecho, son los de invierno. No hay nada peor que tener las manos congeladas mientras se desciende por una carretera llena de curvas.

– Kit de herramientas y reparapinchazos (30 – 50 euros): Un juego de herramientas básico para llevar siempre encima por si surge algún imprevisto o hay que reparar algún pinchazo.

– Juego de cámaras (20 – 30 euros): Dependiendo de la marca y la longitud de la válvula el precio oscila. Es aconsejable tener un mínimo de dos cámaras de repuesto.

– Hinchadores (50 euros): Un hinchador de pie para poder darle una buena presión a las ruedas antes de salir y otro que llevaremos en nuestras salidas por si pinchamos.

– Bolsa para el sillín (15 – 30 euros): Servirá básicamente para llevar las herramientas y las cámaras de repuesto.

– Bidones (10 euros): Seguro que después de los dos primeros, no volvéis a comprar nunca. Regalan muchos en las competiciones.

– Gafas de sol (60 – 120 euros): Ya se sabe que los ojos son una de las zonas más sensibles en lo que se refiere a los rayos ultravioletas. Las gafas de sol específicas para el ciclismo no son baratas. Las hay incluso que pasan de los 200 euros. Si las cuidáis os pueden durar varios años.

– Otros (150 euros): Por si nos dejamos algo en la lista, podéis asignar una pequeña cantidad para otros gastos que si bien no consideramos imprescindibles si que pueden hacer mucho más cómodas vuestras salidas: unas perneras, manguitos, cubrebotas, pañuelos para la cabeza, bidones de Co2 para hinchar ruedas, camisetas térmicas interiores, kit de mantenimiento y limpieza, etc.

En el siguiente artículo hablaremos del material imprescindible para entrenar la carrera a pie. También haremos un repaso a otros gastos y elementos que son necesarios tener en cuenta durante el proceso de entrenamiento y el día de la competición.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Enric S. Bonilla

Sant Boi de Llobregat, 1983. Periodista, maestro y triatleta aficionado. Apasionado del deporte, la lectura, la escritura, la música e Internet. Siempre procuro ocupar el tiempo libre en aprender cosas nuevas.