Artiem Half Menorca Triatlón: una invitación al paraíso

0

Sin duda, disputar una prueba deportiva (en este caso un triatlón) es una de las mejores maneras que existen de conocer una ciudad, una zona, una región o, en definitiva, un territorio. Si el lugar en cuestión es tan increíble y espectacular en cuanto a paisajes como es la isla de Menorca, entonces descubrirlo mediante la actividad física es la excusa perfecta.

El 23 de setiembre, con la temporada turística llegando a su fin, Fornells acogerá el Half Menorca Triathlon, que un año más volverá a ser un éxito de participación llegando a los 600 triatletas. Más allá de si eres un privilegiado que podrá gozar de la isla los días anteriores o posteriores a la carrera, el Artiem Half Menorca te permitirá disfrutar de este entorno mediterráneo como nunca más lo harás (eso si no repites participación en el futuro).

Menorca es un pequeño paraíso terrenal. Así lo confirmó la UNESCO en 1993 cuando la declaró Reserva de la Biosfera y así lo confirman todos aquellos que la visitan una y otra vez. Así pues, tanto si ya estás inscrito como si aún no lo has hecho (no te duermas, que las inscripciones van a muy buen ritmo), aquí te contamos algunos de los regalos que te ofrece el Half Menorca Triathlon:

· Bahía de Fornells: El agua suele estar entre los 18°C y los 23°C, una temperatura que te permite elegir si quieres nadar con o sin neopreno. Más allá de esto, lo que verás delante de ti a las 07:30 de la mañana, hora del inicio de la prueba, es la bahía de Fornells. O lo que es lo mismo: aguas cristalinas, rocas y el sol que va asomándose. Una estampa magnífica que te darán ganas de quedarte sentado en la arena para no perderte detalle. El sector de natación acostumbra a ser tranquilo ya que la forma de la bahía hace que las aguas estén generalmente siempre calmadas. Tranquilo pues, en principio no sufrirás por el oleaje o la corriente.

· Camí d’en Kane: Una vez sobre la bici, los triatletas realizarán kilómetros hasta adentrarse en la población de Es Mercadal. Un recorrido que transcurre en un entorno natural, con vacas, campos de cultivo y, también hay que decirlo, algún que otro repecho. Y posiblemente el sector estrella: el Camí d’en Kane. Un sendero de caballos que cruza Menorca de Ciutadella a Maó y que des de Es Mercadal se convierte en toda una ruta paisajística. Su nombre se debe a Richard Kane, gobernador de la isla durante la ocupación británica del S.XVIII. Un camino en general plano y bien asfaltado.

kane 2

· Torre de Fornells: Sin duda, el símbolo de la carrera a pie. Una bonita fortificación de 1802 que se utilizó como sistema de protección de la entrada al puerto de Fornells y evitar posibles desembarcos de enemigos. Un lugar que ofrecerá a los participantes (y a todo el público que se acerque) unas grandes vistas de la bahía de Fornells y el Cap de Cavalleria. Eso sí, antes de llegar a la cima es necesario superar una subida de 300 metros con un desnivel del 6%.

torre

En definitiva, un triatlón que se convierte en todo un placer para los ojos. Y para que te recuperes del esfuerzo, en meta te esperará un buen banquete, con paella, sándwiches, fruta etc. Y, claro está, tu merecida medalla de finisher.

Página web de la carrera

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Mataró, 1992. Graduado en Periodismo por la UAB. Atleta popular o algo parecido. Amante de los deportes y de la política. Atletismo y triatlón en vena.