¿Cómo debemos colocar el sillín sobre la bicicleta?

0

Seguro que, si no eres un ciclista experimentado, alguna vez te has cuestionado en qué posición es mejor ubicar el sillín. En este artículo te explicamos qué hay que tener en cuenta para lograr un pedaleo 100% eficiente.

El sillín, al igual que los pies para las personas, es una de las partes más importantes de la bicicleta, pero también una de las más olvidadas. En muchas ocasiones, las personas desconocemos que este elemento es esencial para la correcta conducción de la bicicleta: proporciona estabilidad al ciclista y, si se coloca debidamente, favorece un pedaleo más eficiente.

Como curiosidad, debemos saber que el apoyo sobre el sillín recae en la pelvis. Esta parte del cuerpo está formada a su vez por el ilión, los isquiones y el pubis. Esta última parte será la que soporte todo nuestro peso al sentarnos en la bicicleta.

Uno de los factores más importantes de la biomecánica del ciclista es saber qué sillín utilizar y cómo colocarlo.  En primer lugar, a la hora de escoger el sillín de nuestra bicicleta, hay que prestar especial atención a la distancia que existe de un isquion a otro. Si atendemos a este factor, el apoyo será más adecuado para el pedaleo y evitaremos que se fuerce una posible rotación de la cadera por llevar un sillín inadecuado.

De esta manera, la anchura correcta del sillín será determinante para aumentar la eficiencia del pedaleo al lograr un buen apoyo de los isquiones. En el momento en el que tenemos los isquiones bien apoyados se libera el periné y logramos una mayor estabilidad. Además, es un factor que influye en gran medida en la comodidad del ciclista al montar en bicicleta porque evita molestias y mejora el nivel de confort del deportista.

El apoyo en la bicicleta también depende del grado de flexión que posea nuestra cadera, algo que está relacionado con la tensión o acortamiento de los músculos isquiotibiales. Si estos músculos son poco flexibles, la cadera se coloca vertical sobre el sillín, recayendo la flexión de la espalda sobre la zona lumbar. Por lo tanto, lo importante es tener una buena flexibilidad para que la cadera bascule hacia delante y lograr que la espalda se mantenga recta.

En un estudio biomecánico  se analiza el área de apoyo mediante mantas de presión y sensores electrónicos de cada una de las zonas de apoyo de la cadera en el sillín. Estos datos se transmiten en tiempo real al monitor del fisioterapeuta experto, que puede utilizar todos los valores detectados durante el análisis para ayudar al ciclista a elegir el sillín más adecuado y correcta colocación sobre la bicicleta. Se trata de una opción 100% recomendable para deportistas que pasen horas sobre su bicicleta, ya que con datos exactos es mucho más sencillo encontrar el punto de apoyo óptimo para cada persona.

En definitiva, la falta de conocimiento sobre este tema puede hacer que muchos ciclistas tengan que soportar molestias. Escoger el sillín correcto y colocarlo de manera adecuada son factores clave para que estos deportistas disfruten al montar en bicicleta.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Madrid, 1993. Content editor. Apasionado del marketing y el deporte a partes iguales. Aprender, entrenar, mejorar y progresar.