10 errores habituales en un triatlón que puedes evitar fácilmente

0

Se acerca el inicio de la temporada. Para que lo bordes en las pruebas en las que compitas, te explicamos cómo solucionar los errores que más cometen los triatletas.

Existen muchísimos factores que pueden arruinar tu día y tirar por tierra todo el esfuerzo que has realizado, por lo que debes de cuidar mucho los detalles. Aquí te presentamos diez errores bastante habituales que se cometen en este tipo de pruebas, así como sus posibles soluciones:

  1. No tomar referencias. Suele pasar que los corredores se pierden en las áreas de transición, tanto a la hora de coger la bicicleta, como a la hora de dejarla, pues no encuentran su espacio asignado ¿Cómo evitar esto? Antes de la carrera obtén referencias visuales muy evidentes y memorízalas. Así será más improbable que te pierdas.

  2. El chip y la T1. En las pruebas en las que llevas traje neopreno, cuando llegues a la primera zona de transición es posible que al quitártelo, el chip que habitualmente te colocas en el tobillo, se te caiga. Asegúrate de que el portachip se ajusta correctamente. En el caso de que la idea del portachip no te acabe de parecer fiable puedes utilizar un cordón fino para atarte el chip. Hazle un par de nudos y no se moverá de tu tobillo hasta llegar a meta. Eso sí, no te pases al apretarlos porque podrías ir muy incómodo durante toda la prueba.

  3. El casco y las gafas. Nunca te pongas el casco antes que las gafas de sol, ¿Por qué? Pues porque cuando termines el sector ciclista y te lo quites, las correas del mismo tirarán de las patillas de las gafas, provocando que éstas últimas salgan despedidas y se te caigan.

  4. El casco y las transiciones. La utilización indebida del casco puede provocar toda una serie de descalificaciones. Para empezar, en la primera transición no puedes coger la bicicleta si no lo tienes puesto. En la segunda transición no te lo puedes quitar hasta que hayas llegado a tu zona asignada y la bicicleta haya quedado depositada. Además, con los nervios puedes salir corriendo hacia el sector de carrera a pie con él aún puesto. Trata de mantener la cabeza lo más fría posible para no cometer estos errores.

  5. Las calas. Cuando te montas en la bicicleta, lo más habitual es ir a ya con las pulsaciones altas, lo que puede dificultar que vayas plenamente concentrado. Si no llevabas las zapatillas ya enganchadas al pedal es posible que te cueste meterlas en las calas y caigas víctima de la ansiedad. Mantén en todo momento la calma, ya que la zapatilla terminará por entrar. Es uno de los errores más habituales.

  6. La cinta aislante y la bici. Para poder llevar cámaras de aire de repuesto e incluso bombas de inflar portátiles, es habitual pegarlas con celo o cinta aislante a alguna parte del cuadro de la bici. Mucho cuidado con esto, ya que si no ajustas bien los objetos, se terminarán cayendo y dependiendo de cómo se den los acontecimientos, podrías provocar un accidente. Si no utilizarás los dos bidones para hidratarte, es mejor llevar en uno los repuestos.

  7. No conocerse el circuito. Si acudes a una carrera y no conoces su circuito confiando en que éste esté perfectamente señalizado, estarás cometiendo un error. Una carrera puede estar mal organizada y sus indicaciones ser chapuceras. No sólo te puedes perder durante el transcurso de la prueba o ser descalificado por acortar donde no debes, sino que también te puedes poner a ti mismo y a los que te rodean en peligro. En las webs de todas las carreras suele haber un mapa indicativo con todos los circuitos. Échale un vistazo.

  8. Aprovecha un buen grupo ciclista. En las carreras en las que el drafting o ir a rueda está permitido, el hecho de ir en un grupo ciclista es toda una ventaja. ¿Por qué? Porque siempre ahorrarás energía, ya que quienes vayan delante son quienes recibirán con mayor intensidad la fuerza que ejerce el aire, dejando que quienes vayan detrás realicen un esfuerzo mucho menor. Además te permite alcanzar unas velocidades que yendo solo no lograrías. Ya lo sabes, si coincides con un grupo de corredores que no tengan un nivel mucho más alto que el tuyo intenta pedalear junto a ellos y colabora dando algún relevo.

  9. Controla el número de vueltas. En los tres segmentos, lo más habitual es que haya que darle un determinado número de vueltas a un circuito diseñado por la organización. Nunca tendrás a nadie que te diga cuánto te falta para terminar, ni cuántas vueltas llevas, sino que eres tú mismo el encargado de controlarlo. Es otro de los errores habituales en un triatlón

  10. Prueba el material antes de competir. Nos dejamos para el final uno de los fallos que más triatletas populares cometen. Si decides comprarte un neopreno, unas gafas, un trimono o unas zapatillas nuevas, no lo estrenes el día del triatlón. Aprovecha tus entrenamientos para adaptarte a los nuevos productos y te ahorrarás sustos el día importante.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Ricardo Sanchez

Emprendedor, abogado, bloguero y triatleta popular a tiempo parcial. Amante de los retos, la aventura, del arte de crear y escribir. Siempre he creído que la clave del éxito está en la ilusión. Creador del proyecto "Diario de un Campista", webmaster en "Farmacia Escribanos" y redactor de "Triatletas en Red".