Peculiaridades de las pruebas en aguas abiertas (Parte I)

0

Estamos ya inmersos en plena temporada y he creído interesante hacer una pequeña reflexión sobre como son y qué particularidades a nivel de rendimiento tienen las pruebas de natación en aguas abiertas. Iremos paso a paso en orden cronológico.

LA SALIDA

Por todos y todas es conocido que las salidas de cualquier prueba de OW son un tanto caóticas, pero lo que nos interesa a nosotros es ver cómo afecta  esto a nuestro rendimiento y preparación.

Por norma general, no se hace un calentamiento suficiente y adecuado, con lo que nuestro cuerpo y sistemas energéticos no estarán preparados para poder dar lo mejor de sí des del bocinazo de salida. Esto provocará un gasto energético extra para que todo se sincronice adecuadamente y nuestros músculos adquieran la tensión y temperatura adecuada para su óptimo rendimiento.

Esto causará malas sensaciones y puede que hipoteque nuestro rendimiento. Si vamos a nadar con neopreno los “problemas” se acentuarán.

SOLUCIÓN: Invertir en calentar ya sea en seco o en el agua. Gomas, movilizaciones, estiramientos dinámicos, si no podemos entrar al agua antes de la prueba, o como complemento mientras esperamos la salida. Si podemos nadar, combina el nado continuo con algunos progresivos para conseguir la tensión muscular adecuada y despertar el cuerpo. Si se nada con neopreno es casi indispensable entrar en el agua para que éste se acabe de adaptar a nuestro cuerpo y no nos genere molestias.

En segundo punto a considerar es la intensidad y la tensión de este momento. Los primeros metros de toda carrera se suelen hacer por encima de nuestro ritmo de prueba (TEMPO). Tenemos dos opciones, ser muy conscientes de ello y salir escorado a un lado o detrás del gran grupo, o bien adaptar algunos de nuestros entrenamientos a los requerimientos de rendimiento de las salidas.

SOLUCIÓN: Introducir algunas series donde el objetivo será trabajar unos metros a alta intensidad seguidos de otros metros más suaves o TEMPO. Con ello enseñaremos a nuestro organismo a adaptarse a los cambios de demandas energéticas.

Un ejemplo básico seria: 5×200/15” (50 al 100% + 50 al 90% +100 TEMPO). Las posibilidades son muchas, el objetivo será combinar nado a alta intensidad con nado a ritmos más llevaderos)

Foto cedida por 100%HALF

INICIO PRUEBA (De dentro o fuera del agua)

Sea de donde sea la salida, ésta siempre será rápida, a alta intensidad con tensión y nervios.

SALIDA DESDE DENTRO

En este caso deberemos tener muy en cuenta nuestra colocación si lo que pretendemos es liberarnos de ser golpeados. Busca un sitio con poca gente o bien adelante si tu nivel de nado te permitirá no ser engullido por los demás nadadores.

No estaría de más en tus entrenamientos practicar las arrancadas desde parado hasta conseguir tu ritmo TEMPO.

SALIDAS DESDE FUERA

Aquí deberemos concienciarnos de varias cosas. Colocación inicial, como es la entrada al agua, colocación boyas y estado del agua.

En función de nuestro nivel de nado nos pondremos en la parte delantera del grupo o trasera. Hay que tener también en cuenta hacia donde se van a realizar los giros a las boyas. Si quieres ahorrarte golpes y nadar sin problemas colócate en la parte contraria a la que se realizará el giro.

Muy importante es saber cómo es la entrada al agua. Hay piedras? Se puede correr unos metros o bien de repente la playa coge fondo? Antes del inicio de la prueba se debe hacer un pequeño reconocimiento para saber qué nos vamos a encontrar y cómo vamos a afrontarlo.

En caso que el agua vaya cubriendo muy poco a poco es mejor levantar las rodillas y correr hasta lo más adentro posible.

A no ser que nos coloquemos detrás del todo o en un extremo, seguro que nos tocará nadar durante unos minutos con muchas piernas y brazos atosigándonos a nuestro alrededor. Para que la molestia sea lo más llevadera posible lo mejor es entrenarlo.

SOLUCIÓN: En vuestras sesiones de piscina, si tenéis la suerte de entrenar en grupo, plantearos algunas series de nado con algún compañer@ a vuestro lado e incluso delante y detrás. A medida que avance la serie ir intercambiando posiciones entre vosotros. Pero por poco que podáis, realizad nados en grupo en aguas abiertas, eso sí, alternando siempre posiciones en el grupo.

Otra opción, es alternar ritmos de nado. Nada mejor para habituarse a todo como simular situaciones de carrera. La salida, pasos de boya,…

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Oscar Rubio

Licenciado en CAFE y Diplomado en MEF. Profesor asociado de la URV y tutor del CFGS AAFE. Entrenador Superior de Triatlón y Natación. CEO de USK Training.