¡Evitar los pinchazos recurrentes es fácil si sabes cómo!

0

Si llevas tiempo en esto del triatlón/ciclismo seguro que este artículo te resulta familiar, si eres más novel tarde o temprano vas a entenderlo (por tu desgracia).

Estos son 5 motivos que pueden amargarte el entreno importante conocerlos para evitar los pinchazos recurrentes, es decir pinchar a pocos metros de haber cambiado la cámara.

  1. La causa del pinchazo sigue en la cubierta: Es importante antes de montar la cámara hacer un repaso exhaustivo de la cubierta y localizar el punto exacto en el que se produjo el pinchazo. Una vez localizado comprueba si quedan restos de algún agente “extraño” y obviamente elimínalo. Este simple gesto te va a llevar poco más de 2 minutos pero te va a ahorrar un abandono.
  2.  El neumático está desgastado : Una cubierta con mucho uso va a perder grosor y va a ser más sensible a las causas de pinchazo común. Esta causa tiene una fácil solución siendo precavido y cambiando la cubierta antes de que ésta nos muestre la clásica imagen de los hilos.
  3. Pellizcamos la cámara mientras la estamos cambiando : Esto es un clásico fruto de las prisas o de la inexperincia. Montamos la cámara y sobreponemos la cubierta si asegurarnos que toda la goma queda en el interior. Si una parte queda entre la cubierta y la llanta estará expuesta al fatídico pellizco. Como ves, un poco de atención te ayudara a evitar los pinchazos
  4. Llevar los neumáticos con poca presión : Si esto sucede y se combina con un pequeño objeto o socavón en el terreno, tienes muchos números de pinchar de nuevo. Un neumático a la presión adecuada puede salvar esos obstáculos con éxito al margen de darte un plus de velocidad al ofrecer menos resistencia durante el pedaleo. La solución es obvia…
  5. Los extremos de los radios no están protegidos por la llanta :  es una causa difícil de detectar aunque no poco frecuente. Los radios en la zona de contacto externo pueden no estar bien cubiertos por la llanta y presionar la cámara hasta el punto de pincharla. No descartes esta opción si el motivo del pinchazo no es ninguno de los anteriores. Es tan fácil como revisar la llanta con la yema de los dedos y comprobar si todos los radios están cubiertos.

Espero que estos consejos os ayuden a evitar los pinchazos recurrentes y que podáis acabar con éxito vuestro entreno o competición. Si tienes alguna otra causa o comentario, no dejes de escribir en este artículo, seguro que entre todos ponemos solución al tema.

 dk

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Barcelona, 1975. Padre por devoción, triatléta popular de vocación Fundador y director de triatletasenred.com y de la agencia SinFrenos COmunicación Profesor de Ed. Física, licenciado en Comunicación Adiovisual y Máster en edición por la ESCAC.