Ximo Rubert, padre del Triatlón de Elche Arenales 113

0

En el séptimo programa de Transiciones y coincidiendo con la celebración del Triatlón de Elche Arenales 113, hemos podido hablar con Ximo Rubert, director de esta histórica prueba.

¿Cómo nació este proyecto del triatlón de Arenales?

Su nacimiento se debe a que yo estaba metido en el mundo del triatlón y en aquella época había muy pocas pruebas de media y larga distancia, que ahora parece increíble. Había una prueba en la Comunidad Valenciana que era el triatlón de Antella, que desaparecía. En paralelo, yo había decidido darle un vuelco a mi vida personal y profesional. Había dejado el trabajo y nacía mi segundo hijo. A partir de dicha desaparición, yo me planteé hacer una prueba porque antes yo no me planteaba que pudiera haber dos pruebas de media distancia en la Comunidad Valenciana. Como iba yo a osar a organizar una prueba habiendo ya una. Al desaparecer Antella, es cuando aproveché la oportunidad. Hice el diseño de una prueba que finalmente no salió pero fue el germen del contacto con la gente de Elche. Aquello desembocó en la primera edición del triatlón de Elche, donde tuvimos un poco más de un centenar de inscritos y 85 finishers. Todo haciéndolo entre amigos y siendo la octava prueba en ese momento de toda España de media y larga distancia.

Quién lo iba a decir…

Estaba Ironman de Lanzarote, L’Home de Ferro, Guadalajara, Zarautz etc. Éramos la octava prueba. Ahí arrancamos, todo muy amateur, hasta que hay un momento que la prueba va creciendo poco a poco. El punto de inflexión se produce en 2008 cuando me empeño en que sea Campeonato de España. Y hacemos una cosa de la que nos tildaron totalmente de locos: hicimos una larga distancia de 400-20-30 y en abril. Ahora la gente se pega por hacer una carrera en abril, pero antes decían que era una locura. Salió bien y fue un poquito un salto importante para nosotros. Ahí realmente yo ya me di cuenta de varias cosas. Una que tenía que profesionalizar mi entidad, llevaba ya cuarto años de amateur. Era un fin de ciclo, por así decirlo. La otra cuestión es que nosotros teníamos una logística muy compleja ya que empezábamos en Arenales pero acabábamos en Elche. En 2009 se profesionalizó y nos trasladamos a Arenales. Es cuando se empieza a llamar triatlón de Elche-Arenales 113. Nosotros fuimos los primeros de toda España y del mundo porque después Ironman cambió su denominación de Half Ironman a Ironman 70.3. Ya en Arenales ese año fue el salto hacia los 700 participantes. De 700 a los 1.000 y fuimos subiendo y subiendo.

Hasta que llegó esta 11º edición de 2015, todo un éxito.

Efectivamente, vimos que habíamos llegado al límite de inscritos. Yo en este aspecto soy romántico y emocional y no tengo una visión empresarial. 1.500 participantes no caben en Elche y nos autolimitamos. Pero los triatletas de renombre los hemos tenido igual, hemos hecho antidoping etc. Es verdad que no hemos sido nunca un triatlón de moqueta roja pero intentamos hacerlo bien en todos los aspectos. Hay otro factor importante y es que hemos querido ser Campeonato Autonómico de Media Distancia de Valencia. Todas estas circunstancias nos han dejado ver que la decisión fue acertada y en Elche no caben más de 1.000 participantes. Y los comentarios de la gente nos reafirman en esta idea.

Sobre todo me quedo con un concepto que dejasteis claro: “No queremos dopados, no queremos drafting, no queremos tramposos”.

Yo estoy muy cansado de las trampas y elaboramos un código ético que todos los participantes firman antes de empezar. Yo no quiero ver ni en pintura a los tramposos que dan positivo, se llamen como se llamen. En el drafting lo mismo, y la gente no se imagina lo difícil que ha sido montar un circuito de bici a una sola vuelta. Pero queremos tener el circuito más limpio posible. Nosotros podríamos haber metido 1.800 inscritos y ganar el doble de dinero, pero yo no estoy aquí para eso. Era profesor de universidad y me podía haber quedado como estaba.

Foto: Alex Rubio

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Núria Guirado

Terrassa, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB. Nado entre carreras, pedaleo buscando notícias y corro para contarlas. Apasionada y siempre intentando atrapar montañas.