A continucación, un recopilatorio de casi todo lo que hacemos mal cuando entrenamos o competimos

1. No escuchar al cuerpo

El lema no pain no gain NO siempre se aplica como es debido. Una cosa es sufrimiento físico general, pero cuando es un dolor localizado debemos aprender a poner freno para no lesionarnos

Reinflamar una lesión puede dejarla en crónica

2. No calentar

Sea cual sea el nivel, el calentamiento es priomordial para rendir de manera óptima en los entrenos y carrera.

3. No dosificar

Sea en competición o durante las sesiones de preparación, debemos llevar nuestro cuerpo de menos a más, ya que está demostrado que es la mejor manera de rendir al máximo sino quieres correr el riesgo de explotar.

4. No trabajar la fuerza

Cada vez más, los deportistas empiezan por ser atletas para después especializarse. Un buen triatleta debe de trabajar la fuerza para evitar lesiones y para ser capaz de rendir cuando el cuerpo está fatigado. Evitando rampas y sobrecargas que nos impedirán entrenar

5. No cuidar el material

¿Conoces una sensación peor a la de perder una carrera o un grupo en bici, por un pinchazo donde tú tienes la culpa? ¿Has alargado la vida de unas zapatillas pensando que no pasaría nada y te has lesionado?

Poco más que añadir. Debemos cuidar el material con el que entrenamos ya que es el que nos va a permitir hacer lo que más nos gusta. Además de contar con el precio que cuesta

6. No variar los entrenos

El cuento de la lechera: ”Este entreno me funciona y no me salgo de él”  o el típico ”soy diésel, yo no hago series”. Son algunas de las estrellas que escuchamos para no hacer algun tipo de entrenamientos.

Fartleks, cuestas, aguas abiertas, transiciones… Y un sinfín de actividades que se pueden hacer para variar tu preparación y no llegar ‘quemado’

7 Compararte constantemente con otros runners

Aunque está bien tener un compañero que nos sirva de referencia y motivación, no debes compararte.

Cuando salgas a correr, hazlo a tu ritmo e intenta progresar de forma paulatina. No tienes que correr un maratón solo porque tus compañeros lo hagan.

La competitividad es sana hasta cierto punto. Cuando se vuelve una obsesión, resulta un gran peligro.

8. No prestar atención a la alimentación

La alimentación es uno de los pilares básicos para estar saludables. El hecho de que corras no te exime de controlar tu dieta.

Un capricho de vez en cuando siempre está bien, pero no te pases tomando alimentos hipercalóricos y procesados.

9. Respirar de forma inadecuada

Estos son algunos consejos básicos para aprender a respirar correctamente durante la carrera:

  • Utiliza tanto la nariz como la boca.
  • Lleva a cabo una respiración a través del diafragma.
  • Prueba a mantener una conversación sin sentir que te ahogas.
  • Puedes llevar una frecuencia del tipo 2:2, es decir, da dos zancadas mientras inspiras, y otras dos mientras espiras.

En caso de sentir flato o fatiga, reduce el ritmo.

10. Descuidar la técnica

En cualquiera de los tres deporte, la técnica es clave.

Al nadar, pedalear y correr, estamos repitiendo un movimiento cíclico que debemos adaptar bien. Técnica de carrera, de natación y series de fuerza en bici podrían ser un buen ejemplo

11. No descansar

El  descanso es casi igual o más importante que el propio entrenamiento. Recuperar el cuerpo entre sesión y sesión es la clave para mejorar realmente

Comentarios

comentarios