Publicidad

Con récord de participación, un cartel de triatletas élite brillante y notables novedades y mejoras para el triatleta. Con este panorama afronta la capital navarra la segunda edición de la prueba el próximo sábado.

Se agotaron las inscripciones en apenas dos meses y la organización tuvo que crear una lista de espera. Los dorsales iban realmente buscados mientras los afortunados que tenían uno lo celebraban en redes sociales. Cualquier podría decir que estamos hablando de una carrera veterana, con amplia trayectoria. Pero no es el caso.

El sábado a una hora inhabitual como son las 14h (formato que gustó en 2015 y se mantiene) el Pantano de Alloz dará inicio a la segunda edición del Half Triathlon Pamplona – Iruña, segunda prueba de la Copa de España de Triatlón de Media Distancia dirigida con maestría por el Triatlón Saltoki-Trikideak y el Trikua.

Un solo año de experiencia ha sido suficiente para convertir la prueba en una de las más destacadas. Un trialtón de media distancia que se deja ver y que quiere convertirse en una referencia a escala nacional.

Prácticamente 2.000 metros a nado en Alloz, 90 km de ciclismo en un circuito generalmente llano aunque con algún que otro repecho para dejar la bici en la Plaza del Castillo de Pamplona. Justamente lugar donde se encuentra la recta y el arco de meta. Pero antes, los triatletas deberán completar un medio maratón plagado de desniveles. Eso sí, pasando cual sanfermines por las calles más míticas que todos tenemos en la memoria: Estafeta, Mercaderes y Santo Domingo.

Publicidad

La organización no se ha conformado en mantener simplemente los circuitos sino que se ha esforzado en incrementar y mejorar los servicios al triatleta, además de ampliar otros aspectos no menos importantes, como la comunicación de la prueba. De hecho, habrá una amplia cobertura de la prueba tanto el viernes como el mismo sábado desde sus redes sociales.

“Entendemos que si hacemos una prueba de calidad tenemos más opciones de que se afiance en el futuro y los participantes quieran repetir” explica su director, Juan Cruz. Así por ejemplo, los triatletas y sus acompañantes podrán celebrar la post-carrera en la Sala Zentral de Pamplona, con música en directo y de forma gratuita.

O, también, degustar pintxos locales en tres bares diferentes gracias al Tripintxo, una iniciativa que promueve la gastronomía local y permitirá al triatleta descubrir algo más de la zona.

Un Half Triathlon Pamplona – Iruña que promete emociones fuertes y que, gracias al duro trabajo de su organización, se ha colocado de facto en el escaparate de los grandes triatlones españoles de media distancia. Sin duda, un motivo de celebración.

bliwñgb.sdvbe

Publicidad