Publicidad

Russell Cox ha realizado un seguimiento en base al tiempo de los triatletas populares en pruebas sin drafting, para determinar cuál es un “buen tiempo” respecto al resto de participantes

Existe un clásico entre los triatletas que recién se inician en la práctica de nuestro deporte, que es el de marcar cuál es el tiempo que se puede tomar como bueno.

Y si bien es una pregunta difícil de resolver –las carreras tienen circuitos y condiciones diferentes, año tras año– hay una media que se podría tomar como referencia para determinar con que tiempo final estaríamos por encima de la media.

Eso mismo ha recopilado Russell Cox, con un estudio que recoge resultados desde 2018, por lo que tendremos una visión muy acurada sobre cuál es el nivel medio actual en las pruebas sin drafting, concretamente en el circuito IRONMAN.

Publicidad

LARGA DISTANCIA

A grandes rasgos, el tiempo medio para un larga distancia se queda en 12:27 para los hombres y 13:16 para las mujeres. Dicha media se saca de pruebas rápidas, como el IM Argentina, dónde la media en hombres y mujeres es de 10:50 y 11:09 respectivamente. Por el contrario, las medias más lentas se sacaron en IM Filipinas y Chattanooga, con 14:18 para los hombres y 14:31 para las mujeres.

El grupo de edad más rápido en conjunto (masculino y femenino) es el 40-44, por lo que se confirma que el factor resistencia es el más importante en este tipo de carreras.

Sacando una media de todas las pruebas, se llega a la conclusión que 11:01 y 11:41 serían tiempos excelentes para un finisher en una prueba de distancia full.

Aún así, Kona sigue siendo la vara de medida para muchos. Ganarse un slot acostumbra a ser sinónimo de tener un buen tiempo, aunque en grupos de edad muy peleados, puede llegar a ser muy difícil de clasificar.

Un GGEE de 30-34 va a necesitar un sub 9:07 en hombres y un 10:06 en mujeres, siendo este uno de los slots más caros de todo el circuito.

MEDIA DISTANCIA

En 70.3 las cosas han cambiado mucho. La natación ha ganado algo de importancia respecto a años anteriores y ya no es un simple trámite.

Eso, y la ‘democratización’ de las distancias ha hecho que los tiempos medios se vean reducidos. Los hombres tardan una media de 5:51 y las mujeres 6:18. Al igual que en la LD, cada carrera es un mundo, por ello nos encontramos medias desde el 5:03 al 7:15 en hombres, así como del 5:21 al 7:26 en mujeres.

El tramo de edad más veloz en hombres es el más joven, de 18 a 24 con 5:40, mientras que en mujeres es el de 25-29, con 6:09.

Y a pesar de que en half no existe un ‘Kona’ con el que marcar los buenos tiempos, podríamos decir que un 5:12 y un 5:37 nos situarían, de media, en un buen puesto en nuestro grupo de edad.

Publicidad