Publicidad

La triatleta gallega se ha proclamado campeona de España de Media Distancia este 2014. Pero sin duda que su mayor victoria ha sido poder recuperarse casi totalmente del atropello que sufrió mientras entrenaba en Santa María de Oia (Pontevedra), el pasado mes de junio. Aída Valiño afronta este 2015 con ganas de encontrarse bien.

Las victorias de los deportistas de élite no siempre son tras cruzar una línea de meta o finalizar el punto definitivo. En ocasiones, lo son superando situaciones que pueden llegar a ser más complicadas que un título nacional o internacional. Aída Valiño sufrió un atropello cuando entrenaba en el mes de junio. Un accidente que le marcaría la temporada y le dejaría sin competir. Desde entonces ha trabajado y sigue trabajando para recuperar su mejor forma.

Arrancó la temporada compitiendo para encontrar sensaciones. “Iba un poco justita de preparación”. El primer objetivo importante de la temporada lo situaba en el Campeonato de España de Triatlón de Media Distancia. Aída Valiño partía como una de las favoritas y acabó llevándose el título nacional, enmarcado en el Ecotrimad, una prueba de media distancia disputada en la localidad madrileña de Buitrago de Lozolla.

Lo que no sabía la gallega Aída Valiño era que una furgoneta se iba a cruzar en su camino una semana después. A pesar de la concienciación y las campañas de prevención, se siguen produciendo atropellos que tienen al ciclista como elemento más débil. Valiño sufría una fractura de clavícula y de codo que le daba por finalizada la temporada en el mes de junio y con objetivos sobre la mesa. Por delante, un proceso de recuperación para curar las heridas y volver a sentirse triatleta. Uno de sus objetivos de la temporada, el Campeonato de Europa de Media Distancia, que se iba a disputar en la localidad balear de Paguera, se esfumaba.

Valiño afronta 2015 muy relajada y sin plantearse objetivos. “No me he planteado nada todavía. Lo primero es encontrarme bien, y cuando me vea capacitada para competir me los pondré”. Su objetivo es ahora más que nunca volver a sentirse triatleta y empezar los entrenamientos. “Hace diez días me sacaron un tornillo del codo. Todavía me canso y me agobio entrenando”. Constante y trabajadora, Aída Valiño sigue trabajando en su recuperación para volver a sentirse triatleta y volver a colgarse un dorsal. ¡Lo conseguirás!

Publicidad

Foto: Ingokutsche

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí