Publicidad

Si hace unos días Suunto anunciaba la «defunción» de su plataforma Movescount, hoy nos enteramos que la marca ha sido vendida a Liesheng, empresa con sede en china.

Si bien Suunto nunca ha acabado de cuajar en el mercado del triatlón, sus relojes, especialmente la gama ambit, ha sido referente en trail running, en parte culpa de Kilian Jornet que ha sido su mejor embajador hasta hace bien poco y que no fue renovado por motivos aparentemente económicos que desvincularon al catalán también de otro de sus patrocinios bajo el paraguas de Amer Sport como es Salomon

Amer Sport, empresa que se hizo con la marca años atrás y que posee el control de otras grandes marcas outdoor como la mencionada Sálomon o Atomic, buscaba comprador para este eje de negocios y ha sido finalmente el mercado chino quien ha hecho la mejor oferta que se hará efectiva en las próximas semanas.

Será interesante ahora ver la evolución de un producto y especialmente de su plataforma de usuario bajo sus nuevos dueños y observar si finalmente el tonteo con el triatlón y el running acaba cuajando o sigue siendo una marca anecdótica en nuestras muñecas.

Publicidad

Comentarios

comentarios

Publicidad