Publicidad

El piloto ha sido operado de una cirugía maxilofacial, a pesar de circular a baja velocidad, salió despedido por encima del coche

Una fractura en el hueso maxilar, de la cual ya ha sido operado. Ese ha sido el final del aparatoso accidente que sufrió ayer el asturiano después de que un coche se cruzara en su camino mientras se entrenaba por la zona de Lugano, en Suiza.

Ya pasado el mediodía, Fernando se encontraba rodando en solitario y fácil dentro de un pueblo, cuando un coche giró en sentido contrario para acceder a un parking de la acera por la que pedaleaba Alonso. En ese momento, el bicampeón del mundo se encontraba rebasando a los vehículos que estaban detenidos en la calzada, aunque lo hacía dentro del carril correspondiente.

El piloto impactó de lleno contra el lateral del coche, y salió volando por encima del coche, con la mala fortuna de que impactó en el suelo con la cara, lesionándose la mandíbula de forma severa

Publicidad

Una vez trasladado al hospital, ha sido operado y se mantendrá dos días más en observación, aunque todo parece indicar que Alonso va a recibir el alta en pocos días, y su temporada no se va a ver afectada en ningún caso.

La Policia Cantonal se encuentra en plena investigación para depurar las responsabilidades del accidente. La conductora del vehículo es una local de 42 años, que dio negativo en los tests de alcoholemia.

El periódico Marca ha compartido en su web, una simulación del accidente, que se puede consultar aquí.

Sin embargo, lo más seguro es que los fans del de Oviedo puedan disfrutar de su regreso al paddock el próximo 23 de marzo, en el GP de Bahrein.

Este ha sido el comunicado de la escudería francesa:


Publicidad