Publicidad

Gwen Jorgensen nos desvela cómo es un día de alimentación en su vida cotidiana y los aspectos más importantes a tener en cuenta

EL OBJETIVO DE GWEN JORGENSEN EN 2024


Tras un periodo de tiempo fuera del triatlón y con ese objetivo de intentar luchar por hacerse un hueco primero en la maratón y luego en las carreras más cortas de 5 y 10 kilómetros, la estadounidense ha vuelto al triatlón con ese gran objetivo, a la vez de complicado, de buscar la clasificación para los Juegos Olímpicos de París 2024.

Publicidad

Una cita olímpica de la que Gwen Jorgensen tiene muy buenos recuerdos tras llevarse la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 cuando era la auténtica heroína del triatlón de corta distancia siendo capaz de ganar hasta 13 carreras consecutivas y teniendo en su poder dos mundiales. 

Pues bien, tras comenzar el año de la mejor manera posible ganando la Copa Continental de Cuba a finales de febrero y teniendo todas las opciones abiertas de lograr esa clasificación para París, la triatleta estadounidense ha querido compartir con todos sus seguidores cómo es un día en la alimentación de una profesional. 

COMIDA ANTES DEL PRIMER ENTRENAMIENTO DEL DÍA 


Gwen Jorgensen, como la mayoría de triatletas, empieza el día levantándose muy pronto para poder dejar hecho el primer entrenamiento del día. 

Nada más levantarse y antes de ir a la piscina, la Campeona Olímpica desayuna lo que lleva muchos años desayunando “la primera comida del día es un práctico tazón de avena que lo hago con agua la noche de antes y a la que le añado plátano y también mantequilla de almendras”. Un desayuno que sabe que le funciona para poder llevar a cabo el entrenamiento matutino con garantías. 

Después, y antes de poner rumbo a la piscina, se prepara su bidón con bebida energética “antes de entrenar me hago un bidón con dos cucharadas de Super High-Carb Mix junto con una de Hydration de la marca de suplementación Skratch. Es una suplementación que la hago siempre que el entrenamiento es de menos de 90 minutos 

MERIENDA TRAS LA NATACIÓN


Para las 09:00 de la mañana la flagrante fichaje de canyon suele tener terminada su primera sesión del día. Por ello, y antes de llevar a cabo el segundo entrenamiento, se toma una merienda que consiste en “tras la natación, me tomo una merienda que consiste en un sandwich de mantequilla de cacahuete y gelatina”. Un snack que le es suficiente para atacar la segunda sesión matinal.

TRAS EL SEGUNDO ENTRENAMIENTO Y CÓMO COMIDA PRINCIPAL


Independientemente de hacer un entrenamiento de carrera a pie de 10 kilómetros a ritmo de 5 minutos el kilómetro o alguno más exigente, la comida principal no suele variar “normalmente en la comida siempre me hago algo de pasta blanca con aceite de oliva y aguacate y salmón al horno u otro pescado

Además, Jorgensen también es de esas personas que le gusta tomarse un postre dulce tras cada comida “siempre como postre tomo un poco de chocolate negro (90%)”. 

No obstante y a pesar de llevar una alimentación bastante equilibrada, la triatleta estadounidense no invierte tiempo ni en contar ni medir el número de calorías, carbohidratos o proteínas que ingiere durante el día “la verdad es no cuento nada y como cada vez que tengo hambre. Creo que es bueno escuchar al cuerpo

MERIENDA PREVIA AL ENTRENAMIETNO DE LA TARDE

Antes de llevar a cabo el último entrenamiento del día, Jorgensen se toma una merienda que consiste en “guacamole con pan y frambuesas 

LA CENA Y LA ÚLTIMA COMIDA DEL DÍA


Lá última comida del día también suele tener como principal aporte nutricional los carbohidratospor las noches una de las cenas que más me gusta es un tazón de arroz con salsa de anacardos y jengibre. Creo que es de mi cenas preferidas

Publicidad