Publicidad

A la vez que uno de los más duros, el KOS XTREME Triathlon apunta a tener uno de los circuitos más bonitos del panorama nacional e internacional.

El próximo 29 de julio volverá a la localidad de Breña Alta (La Palma) el KOS XTREME TRIATHLON, el triatlón con la línea de meta más bonita de este planeta según los triatletas profesionales y amateur que han tenido la oportunidad de disfrutarla.

Pero no es solo el arco de meta lo que hace tan especial, bonita y extrema a esta competición, la cual te lleva desde el océano hasta las estrellas. Cada metro del recorrido te hará experimentar algo completamente nuevo.

Natación en el Océano Atlántico

La prueba comienza con 2.000 metros de natación, saliendo desde la Playa de Bajamar, en la localidad de Breña Alta. Una bonita playa de arena dentro de una cala muy resguardada. En este segmento, los triatletas deberán completar un “triángulo” de 1.000 metros al que le deberán dar dos vueltas.

Publicidad
Thomas Steger durante el segmento ciclista.

Ciclismo desde el mar a las estrellas

Lo “habitual” se acabará una vez los participantes entren en la primera transición, a escasos metros de la playa, donde deberán coger su bicicleta de ruta -no están permitidas las bicicletas de contrarreloj- para recorrer 49 kilómetros de duro ciclismo, con drafting permitido, acumulando 2.600 metros de desnivel positivo y tan solo 400 metros negativos.

Tras estos 49 kilómetros de ascenso hasta el Mirador Roque de los Muchachos, los triatletas llegarán a la segunda transición -diferente a la primera-, situada en uno de los lugares del mundo con mejor cielo para la observación astronómica, según los expertos.

Participante del KOS XTREME TRIATHLON durante la carrera a pie.

Carrera a pie acabando en la meta más bonita del planeta

Por último, la carrera a pie consistirá en 9,6 kilómetros aproximadamente, con 407 metros de desnivel positivo y 140 metros de desnivel negativo, para acabar de coronar el Roque de Los Muchachos. A esto habrá que sumarle la dureza de realizarlo a más de 2.400 metros sobre el nivel del mar, aunque solo por las vistas, ya vale la pena.

Podéis encontrar toda la información en la web de KOS XTREME TRIATHLON e inscribiros a un precio reducido

Publicidad