Publicidad

Kristian Blummenfelt ya ha empezado a centrarse específicamente en el trabajo de cara a los dos Mundiales IRONMAN y el sub7, con una triple sesión en el túnel del viento de la Eindhoven University of Technology

Si hay algo que no se escape de los noruegos, es estar a la vanguardia de la tecnología. Y si bien hasta ahora todo habían (y siguen siendo) ensayos de lo que realmente pueden dar de si estos ‘búfalos’, está claro que una posición idónea sobre la cabra es algo de vital importancia.

Ya vimos a Blummenfelt hace unos días en un laboratorio deportivo en Bergen, analizando la biomecánica de su carrera a pie, para tratar de mutar hacia un atleta más económico. Ahora ha llegado el turno del bikefitting.

Y para dar un salto de calidad en este aspecto, Blummenfelt y su equipo no han elegido un lugar cualquiera. La TU/e (Eindhoven University of Technology), desde hace temporadas, el banco de pruebas del Jumbo-Visma, por lo que están acostumbrados a hilar muy fino en cuanto a detalles.

Publicidad

Detalles que en el caso de un ciclista pro pueden ser ínfimos, pero basta con dar un simple vistazo a la foto que colgaba el campeón olímpico en su Instagram, para darse cuenta que el cambio ha sido ‘heavy’.

De entrada podemos ver que el sillín se ha avanzado de manera considerable, a la par que se ha modificado el sistema de acople, levantando las extensiones para tratar de ‘esconder’ la cabeza entre los hombros.

Sin duda una postura más extrema, que no ha quedado exenta de alguna duda de algún seguidor, que preguntaba: «¿Ya podrás controlar bien la bici yendo sentado tan adelante?» a lo que el mismo Blummenfelt contestaba: «¿No es Kona una simple recta, la mayoría del rato?».

Algunos otros se aventuraban también en predecir si ‘el Toro’ había hecho cambios en el sillín y en la medida de las bielas, algo bastante habitual cuando se realiza un fitting tan exhaustivo.

Un cambio que, sin duda alguna, va a permitir de rascar algunos segundos en los 3 grandes objetivos del año, ya que quizás Blummenfelt es –dada su fisionomía peculiar– uno de los triatletas a los que no le hemos visto pedaleando en una posición extrema.

Adjuntamos una fotografía de la posición anterior con la que comparar

 

 

Comentarios

comentarios

Publicidad