Publicidad

La factoría norteamericana se ha unido de la mano de los ingenieros del equipo de F1 Red Bull, par crear una bici cuanto menos, polémica

Seguramente, será una bici que despertará pasión y odio a la misma vez.

Está claro que si hay ingenieros de Fórmula 1 de por medio, la aerodinámica va a ser un factor que se haya tenido en cuento. Sin embargo, una marca vive de vender bicis, no prototipos, y esta Speedmachine está lejos de parecer un superventas.

Con una estructura similar a la de el resto de competencia, de hecho, estarímos hablando de una combinación de cuadro + horquilla. El grupo y las ruedas son de terceros.

Publicidad

La polémica se ha servido en redes, ya que después de ver una tendencia maximalista y un tanto monstruosa por parte de las bicis específicas de triatlón, un desarrollo de 4 años para esto, sabe a poco. De hecho, ahí está el problema, ya que a pesar de venderse como una bici de triatlón, BMC quiere la etiqueta UCI para que esta pueda ser usada en pruebas oficiales de ciclismo. Aún así, la idea es tener dos modelos, uno de tri y uno de crono

Ni BMC ni RedBull han querido dar detalles exactos sobre esta bici, pero destaca la horquilla –no tan extrema como la Shiv–, así como el pedalier maximizado como ocurre en la Cube, por ejemplo. Por lo demás, no dista demasiado de otras marcas, que también optan por un tubo superior bastante largo. En el caso de la bici de triatlón, el pedalier es aún más grande, llegando a llenar casi la mitad del espacio libre entre el cuadro, así como la incorporación de un alerón tipo Shiv, dónde se podrían almacenar útiles.

La oportunidad de probarla en plena carrera va a ser para Patrik Nilsson. El sueco, ganador del último IRONMAN Frankfurt, va a ser el encargado de catar este avión en St.George.

Comentarios

comentarios

Publicidad