El ciclista demuestra una vez más la cilindrada de su motor, compartiendo kilómetros de escapada con otros corredores de la talla de Luis León Sánchez o Imanol Erviti

Estamos en la etapa 12 de la Vuelta a España, y Cameron Wurf sigue rindiendo a un nivel espléndido en el año de su regreso a la MotoGP del ciclismo.

Ayer mismo, se coló con la créme de la créme de nuestra selección nacional, con dos de nuestros corredores con más clase y planta que pedalan en el pelotón: ‘Luisle’ y Imanol. Dos deportistas que se encuentran en su salsa en las posiciones delanteras del paquete, dónde nadie escatima en esfuerzos; Algo que sin duda define al triatleta australiano.

Wurf se enrolaba en la cabeza de carrera junto a otros 19 valientes, que se acercaban al Angliru, y cediaría tiempo al paso por el tercero de los puestos, dónde la acumulación de desnivel, hacía mella en los ciclistas de más peso, tiempo en el que el pelotón empezaba a abrir gas para conectar con la cabeza.

Wurf fue contratado por el INEOS para hacer labores de liebre, y a pesar de que más de uno lo quería ver como un simple stagiaire, Cam ha demostrado con creces la calidad que atesora, y que su paso al triatlón fue un mero divertimento para seguir vinculado al deporte. Porque rendir, ha rendido.

Finalmente, Wurf entraría en la 84ª posición, perdiendo 28 minutos con el ganador de la etapa, llegando a meta con grandes nombres como Rui Costa.

En la clasificación general, Richard Carapaz ha recuperado el rojo, arrebatándoselo a Roglic en el coloso asturiano, y Wurf se mantiene dentro del top 100.

Estaremos atentos a su Strava para saber más datos de la fuga de ayer.

Comentarios

comentarios