Publicidad
De menos a más, el triatleta catalán ha completado un año 2014 que ha tenido de todo pero que ha terminado con una victoria, en la Copa de África de Agadir. Manteniendo la apuesta por la distancia olímpica, Cesc Godoy afronta el 2015 “con muchas ganas” y con el preolímpico de Río en el punto de mira.

Lo que bien empieza bien acaba, dice el refrán. ¿Y si mal empieza… cómo acaba? Seguramente, eso se preguntó Francesc Godoy cuando, en sus primeras carreras del año, no obtuvo los resultados esperados. Tampoco es que centrara todos sus esfuerzos en la competición, ya que puso su objetivo en los entrenamientos, pero en el día D estuvo lejos de la cabeza de carrera. Una 21º posición en las Series Mundiales de Ciudad del Cabo y una 37º en las de Londres lo demuestran.

El catalán aprovecho su participación en el Mundial, un escenario complicado y de nivel, para estar en el Grand Prix francés, donde el resultado fue positivo, y para formar parte de la línea de salida del Campeonato de Europa de Triatlón en Kitzbühel, donde terminó 24º. Sensaciones encontradas y resultados algo lejos de lo deseado. Un escenario que no mejoró con la vuelta a las Series Mundiales, donde Godoy terminó 48º y 57º en Chicago y Hamburgo, respectivamente.

Descanso. Eso es lo que tocaba. “Parar y coger un poco de aire fue un acierto ya que después me encontré muy bien” comenta Godoy. Así lo refleja su Top 10 (9º) en la impronunciable ciudad de Tiszaujvaros. Un mes de agosto apretado, donde voló también hasta Estocolmo y Edmonton para realizar sendas Series Mundiales. También lejos de los primeros puestos pero con una perspectiva diferente.

Una temporada 2014 donde Godoy ha variado competiciones, desde exigentes Series Mundiales hasta Copas del Mundo pasando, por ejemplo, por el Garmin Barcelona, una de sus citas preferidas. Rodeado de los suyos, terminó 3º y se lo puso difícil a Gómez Noya y Mola. Quizá gracias a ese resultado, las sensaciones mejoraron en la Copa del Mundo de Tongyeong. “Allí, la verdad, me encontré muy cómodo”.

Publicidad

Normalmente, los triatletas acaban el año pidiendo la hora. No fue el caso de Godoy, que decidió bajar la persiana en Agadir, en la Copa de África. Una decisión muy acertada ya que acabó en victoria.

“Me gusta mucho la distancia olímpica, se adapta bien a mis características”. Bajo esta premisa, el catalán plantea un 2015 con la mirada puesta, entre otros objetivos, en el triatlón clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Río 2016 que se celebrará el 1 de agosto en la misma ciudad brasileña. Las Series Mundiales, empezando por Abu Dhabi, y otras competiciones también estarán presentes en el calendario. Respecto a las primeras, Godoy cree que la competencia española aún será mayor: “Alarza y Vicente Hernández tendrán más experiencia y, posiblemente, dará el salto David Castro, que viene muy fuerte”. ¡Fuerza, Cesc!

Foto: ITU

10e Triathlon Alpe d'Huez - Bannière web ESP - 700x90

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí