Greg Bennet habla con los mejores atletas del deporte y como han llegado hasta el top y como se mantienen ahí. Esta vez ha sacado un programa muy especial con Jan Frodeno, uno de los invitados más singulares con los que ha podido hablar Bennet. Tres veces campeón del mundo de Ironman con el récord en Kona en 7.51.13, dos veces ganador del mundo de IM 70.3 y una vez ganador del récord mundial de Ironman a 7.35.39 en el Challenge Roth  Una lista de victorias y premios que todavía se siguen sumando, y de las cuales hablan en un programa. En este podcast podéis descubrir sus sensaciones de carrera, detalles de su papel en el Challenge Miami y otras historias más.

Después de un brillante Challenge Miami para Jan Frodeno, en el cual se proclamó vencedor en la prueba PRO Masculina, Frodeno se impuso con solvencia en un tiempo de 2:37:57. La competición se disputó en el circuito de NASCAR Homestead-Miami Speedway con una distancia de 1.500 m de natación, 60 km de ciclismo y 16,9 km de carrera a pie.

Frodeno afirma que después de la victoria volvió a su casa en Girona con su familia. Sobre todo, aprecia el gran trabajo de la organización del Challenge Miam¡, su increíble protocolo y su avituallamiento de geles y tests de Covid diariamente. “Es importante cuidarnos entre todos”, comenta el alemán muy agradecido.

Sensaciones del Challenge Miami 

Después de un año difícil donde todas las carreras se iban cancelando o siendo pospuestas, Frodeno comenta como echaba de menos ese sentimiento de decir “será una carrera dura”. Esto teniendo en cuenta las dificultades que tuvo para entrar en Estados Unidos por culpa del visado, enterándose en el propio aeropuerto a las 3 de la madrugada. “Obviamente fue un golpe duro y no ayudó mucho a subir los ánimos”. 

“Con el covid al final te acostumbras a no planear nada porque todas las carreras se van cancelando poco a poco. Hasta que en el Challenge Miami no me dieron la salida, no me di cuenta realmente de que estaba pasando. Estaba compitiendo”. El alemán comenta entre risas el nerviosismo que se notaba en el ambiente antes de empezar, incluso ya en el briefing, con un poco de dudas sobre las nuevas medidas. Pero después de la carrera cree que “este procedimiento se convertirá en la previa de las competiciones del futuro”.  

En cuanto a la carrera en sí, Frodeno aprecia positivamente la distancia del Challenge Miami. “Fue curiosamente larga, sobre todo el tramo de bici. Debido a como estaba hecho el circuito y las complicaciones del viento, el challenge fue muy interesante. Pero no se hace tan larga que los espectadores deben matar el tiempo. Siempre está pasando algo en todo momento y esto lo convierte en un formato bastante divertido y una carrera fantástica de ver.

Sobre la carrera, afirma que no se sentía tan preparado como sus compañeros y rivales en cuanto al ciclismo. Sí que comenta que se sentía muy preparado en la natación, pero  sabía que la parte de bici no sería su mejor fase. No queda dudas de que venía con ganas de victoria, no obstante, pues se puso en cabeza fácilmente pasando por el km 2,5 con 17 segundos de ventaja sobre Elbaek y 36 sobre Starykowicz. Sobre esto responde que “al final decides tirarlo todo por la ventana y decir: vamos a competir, quiero llegar al top. Sinceramente, fue uno de estos momentos de simplemente competir y darlo todo”.

Jan Frodeno sobre sus entrenamientos

Ese es su principal consejo y lema de vida. De ganar agradece el bonito sentimiento que es traer una victoria a tu equipo después de tanto entreno y trabajo duro. “Las carreras, ahora con el Covid, te dan más ganar de darlo todo. La gente se está empezando a dar cuenta que estos años tan raros habrá pocas oportunidades para demostrar lo que puedes hacer. Y creo que esto es una ventaja en términos de cualidad de carrera”

Jan Frodeno también responde a Bennet sobre su mejor cambio con respecto a los  entrenamientos. “Cambiar mi estilo de nado a la escuela de natación australiana. Mi entrenador de natación sigue siendo John Rodgers”, el legendario entrenador australiano de 82 años de edad.

“Su forma de enseñar es motivadora. Es el tipo de entrenador y persona que confías en él por su experiencia. Me ha enseñado a disfrutar de la natación y de sus sesiones, sobre todo de las sesiones más largas con poco descanso, pero que te ayudan a mantener la constancia necesaria. Sin duda trabajamos muy duro”.

En general Frodeno afirma que “fueron unos días buenos. Aunque también fue un alivio quitarme de encima la presión y el estrés de la competición”.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios