Stefan Denifl es condenado a dos años de cárcel por sus vínculos con la Operación Aderlass, aunque solo cumplirá 16 meses en libertad provisional

La famosa trama Aderlass sigue dando de que hablar dos años después de la publicación de sus primeros casos.

En esta ocasión, la sanción recae sobre el ciclista austríaco, que habría estado dopándose desde 2014 hasta 2018 por medio de transfusiones sanguíneas.

Denifl, que terminó sus días como profesional en el Aqua Blue, admitió durante el juicio que se había dopado, aunque negó los cargos de fraude en los que estaba imputado.

Dicho delito de fraude vendría impuesto por la suposición de que todos los premios que ganó en los 4 años en los que fue sancionado, se obtuvieron gracias al consumo de sustancias prohibidas.

La sentencia ha sido de dos años de cárcel y 349.000€, aunque el ex corredor profesional no ingresará en ningún centro penitenciario. Otros 4 deportistas han recibido penas similares

En relación con la Operación Aderlass, se estima que podrían existir hasta 24 casos más de dopaje entre ciclistas, esquiadores y deportistas de resistencia que estarían involucrados, siendo la gran mayoría alemanes o austríacos.

Comentarios

comentarios