Foto: Visita Andorra
Publicidad

«Pasé mucho miedo», comenta el vecino aragonés que sufrió el ataque cerca del poblado chabolista de Loma Verde 

Esta vez no ha sido un atropello, pero hay un ciclista involucrado en este accidente. «Pasé mucho miedo», comenta el vecino de la localidad aragonesa de Huesca cuando recuerda el ataque de dos perros cuando salía a practicar deporte.

Según recoge Rubén Darío en «El Heraldo de Aragón», el encuentro con los animales, que le llegaron a morder las dos piernas, se produjo el pasado lunes en torno al mediodía a la altura del poblado chabolista de Loma Verde. Exactamente, a unos 2 Km de la salida oscense. «Cuando los vi, ni siquiera pensé que venían a por mí», dice el ciclista que iba tranquilamente sobre su bici cuando vio a les canes acercarse.

Pero, de golpe y porrazo, estos acrecentaron la velocidad a medida que se acercaban a él: le empezaron a seguir una a cada lado. «Me intentaron morder y empecé a pedir auxilio y socorro para ver si me oía alguien. Les daba patadas para defenderme pero aún así me dejaron mordiscos en las dos piernas. Al final conseguí dejarles atrás», explica el vecino que nada más producirse el ataque llamó a la Policía Local con el objetivo de localizar a los perros.

Publicidad

Por lo que se refiere a su salud, se dirigió al centro sanitario más cercano donde le hicieron un parte de lesiones donde se explicitaba que «tenía lesiones por mordiscos no profundos» y que le produjeron algunos moratones en sus extremidades. Desde la comisaría oscense, comentan que han interpuesto una denuncia y que han empezado una investigación junto a la Policía Nacional y la Policía Local.

 

Comentarios

comentarios

Publicidad