Publicidad

Una batida de jabalíes organizada por el consistorio de Massanes, acaba con un ciclista herido en la pierna por el tiro de un cazador

La provincia de Girona vuelve a ser noticia por el infortunio de los ciclistas, por segundo día seguido.

Esta vez, la mala praxis de un cazador de la zona de la Selva, hacía que un ciclista que se encontraba en la carretera de Maçanet a Riuclar, fuese herido de un disparo en la pierna, y con la consecuente caída, también en la mano.

El ayuntamiento de Massanes organiza periódicamente una batida para controlar la población de estos mamíferos que prolifera en la zona, aunque la caza de estos se haga libremente y llegando a las inmediaciones de la carretera.

Fueron los mismos cazadores quienes avisaron a los servicios de emergencia, cuya dotación se tuvo que desplazar al lugar de los hechos en helicóptero, ya que se trataba de una zona de difícil acceso.

Publicidad

El ciclista herido fue trasladado en helicópterp al Hospital Josep Trueta de Girona, y por lo que respeta al cazador, se le decomisó el arma, además de someterle al test de alcoholemia, que salió negativo.

Los agentes rurales y los Mossos investigan el suceso. Inicialmente lo tratan como un accidente, si bien no se descarta que el cazador haya actuado de forma imprudente, lo que habrá que investigar.

No es la primera vez que el mundo del ciclismo vive un episodio así. Hace 2 años, un ciclista galés que se encontraba pedaleando con su BTT en los alpes franceses, fue muerto por un cazador cuando este lo confundió con un jabalí.

Los hechos ocurren el día después de que un hombre que recogía piñas, fuese muerto por el tiro de un cazador, cerca de Barcelona, y que lamentáramos la muerte de Sergi Murga.

 

Publicidad