Flow Neuschwander, récordman de los 100k indoor, se entrena encima de “La Bestia”, capaz de rodar a 80 km/h y al 25% de pendiente

H/p/cosmos Saturn. Ese es el nombre por el que se conoce a “La Bestia”, la cinta de correr más grande del mundo, y la más completa.

Es conocido, y cada vez más usado, el hecho de incluir en la rutina de los atletas de élite, sesiones importantes sobre el tapiz rodante.

Al igual que los ciclistas y triatletas se montan al rodillo para completar las sesiones de más calidad, los atletas encuentran en la cinta de correr un ambiente controlado en el que sacar el máximo provecho a los entrenos de tempo.

El hecho de controlar no solo la velocidad, la pendiente o el tiempo, sino la posibilidad de jugar con cambios de ritmo super precisos y sin sorpresas, permite optimizar el tiempo del deportista, con lo que los entrenadores no tienen que lidiar con kilómetros basura que carguen innecesariamente las piernas de los atletas.

hpcosmos on Twitter: "h/p/cosmos saturn 450/300rs #ski-roller #Biathlon #Laufband #treadmill #Hochfilzen ist WM-fit https://t.co/WF13miOdJ8 @OESVbiathlon… https://t.co/6nep4rCP9i"

Eso en el caso de los fondistas. Asimismo, los velocistas encuentran en el tapiz su ‘mejor enemigo’, ya que en él pueden llegar a correr por encima de los 40-45 km/h durante pocas décimas de segundo, consiguiendo esa super calidad de activación que sería casi imposible de reproducir en el exterior.

De hecho, el modelo del que hablaos se usa para testear sillas de ruedas de competición, roller skis, bicis, y otro tipo de material que no es el propio ‘chasis humano’

Eso mismo ha experimentado ‘Flow’ Neuschwander, quien hace unos meses corrió durante 6h24′ a 3:52/km para completar los 100km encima de un tapiz rodante. Con dicha marca, el alemán se apuntaba su segundo récord del mundo, luego de marcar el mejor tiempo en los 50km un año antes.

El ultra atleta barajaba en su publicación el hecho de que se pudieran hacer competiciones tipo eliminator en las que empiecen varios atletas a correr en la misma cinta, mientras que un árbitro ”juega” cambiando velocidad y pendiente hasta que solo quede un deportista. Sin duda una idea a valorar…

Para ver a Flow corriendo en la cinta, click aquí.


 

 

Comentarios

comentarios