¿Cómo se vive el triathlon en UK?

2
Víctor Garanto – Cómo no dedicarle un poco de atención al triatlón inglés. La aparición de los “Brownlee Bros” y sus continuas disputas con Gómez Noya, a las cuales este año se ha sumado Mario Mola, ha relanzado el triatlón en Inglaterra.

Más aún después del espectáculo vivido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde por cuarta vez se incluía esta disciplina en el medallero olímpico.

En Londres, el público llevó en volandas a Alistar y Jonathan, pero no contaban con que Javi estuviera entre ellos. En féminas, quién no recuerda el sprint final con foto finish entre Nicola Spirig y Lisa Nordern. En este caso ninguna inglesa estuvo en el podio, pero en las series mundiales de este año están llevándose también bastante protagonismo. Jodie Stimpson, Helen Jenkins, Lucy Hall, …

Así que porqué no analizar un poco más a fondo cómo está el triatlón en Inglaterra.

Empecemos quiza por la base, el entreno. Uno no sabe lo relativamente fácil que resulta entrenar en España hasta que se encuentra con condiciones mucho más adversas. Frío, muchos días de lluvia, barro, … hacen que entrenar sea un suplicio. Es por eso que no es de extrañar que los triatletas internacionales escojan España para sus stages de pretemporada e incluso hagan continuas visitas a la costa mediterránea y sobretodo a las Islas Canarias, encontrando unas condiciones muy favorables para el entreno.

Dejando de lado el entreno, y entrando en eventos duatleticos/triatleticos, hay que destacar que la temporada no se retrasa en exceso. Aunque nadar durante el invierno y la primavera en el mar y en los lagos del interior sea una locura (con temperaturas inferiores a 5ºC), han sabido encontrar la manera de comenzar la temporada triatlética relativamente pronto: la piscina.

La ventaja de la piscina es que la temperatura del agua es ideal, es donde realizamos mayoritariamente nuestros entrenamientos, no nos lloverá (contando que sea cubierta, que la mayoría lo son) y es un medio seguro. Como desventaja, nos limita la distancia del triatlón, siendo la gran mayoría de triatlones a inicios de temporada distancia sprint.  Aunque para quitarse el gusanillo del invierno-primavera sin competir, nos servira. Seguramente nos toque abrigarnos en la transición o coger un chubasquero, porqué aquí, una vez se da el pistoletazo de salida, no hay nada que suspenda el evento, las condiciones climáticas no son un impedimento.

Pero, uno puede pensar, ¿triatlones en piscina? ¡Seguro que es un caos! Pues bien, para mi agradable sorpresa, gracias a una gran organización, es posible. Hasta el momento todo ha salido perfecto. Dos escenarios he podido disfrutar:

* Salida cada 15 segundos en orden inverso al tiempo previsto en el agua. Y cuidado, que aquí no se pide homologar la marca, pero no se si será cuestión de educación o mentalidad inglesa pero si uno repasa la lista de salida con los parciales acuáticos estimados y mira los tiempos hechos en competición, son bastante precisos. Aquí nadie miente, ninguno quiere ser arrollado por nadadores más rápidos, … Para esta modalidad, hará falta hacer X largos por carril, para una vez completados, sumergirse al siguiente carril y seguir nadando. En este formato cada uno cuenta sus largos y también sorprendentemente nadie hace trampas haciendo largos de menos. Para una mayor seguridad un par de prohibiciones: los virajes no están permitidos y solo esta permitido nadar a crol (aunque se hace la vista gorda con aquellos nadadores poco experimentados).

* Salidas por grupos en función de los ritmos previstos. Aquí se te asigna un carril y completas X largos en ese mismo carril. De inicio solo, pero a mitad de distancia se suele incorporar otro nadador (de un grupo más rápido) a tu carril. Aquí sí, la organización controla los largos que haces e incluso te avisan cuando te queda una piscina por completar.

En función de las dimensiones de la piscina podremos hacer mas distancia o menos. Por lo general, con piscinas de 25m o 33,3m (100pies aprox) se completan distancias de 400m. Aquí los no tan buenos nadadores salen beneficiados. Pero en piscinas de 50m se completan los 750m de un triatlón sprint.

En cuanto al sector ciclista, tanto en duatlones como triatlones, se apuesta por el “no drafting”, sea cual sea la distancia. Eso sí, hay excepciones, como el circuito ITU Londinense donde el drafting estará permitido y la participación será multitudinaria. Pero incluso en triatlones con hasta 1000 participantes, he podido comprobar que el formato sin drafting es totalmente posible con la salida escalonada en la natación. Apenas he adelantado o he sido adelantado en el sector ciclista y no he tenido ni que preocuparme por respetar las distancias reglamentarias. Incluso se respetan las distancias en circuitos planos, que la gran mayoría lo son.

Pero, “no drafting” ¿qué implica? Pues que uno puede sacar a relucir todo su arsenal aerodinámico: casco aero, bidones en el acople, acoples largos, cabras (conocidas aquí como TimeTrial o TT bikes), … Asi podremos sacar a pasear nuestra cabra con más frecuencia, no únicamente en eventos de Media o Larga Distancia como suele ocurrir en España.

¿Y en la carrera a pie? Pues todo igual.

Para poder llevar a cabo estos formatos sin drafting, se apuesta por circuitos a una sola vuelta. No obstante el circuito en pocas ocasiones se corta al tráfico, siendo responsabilidad de cada uno el respetar las normas de circulación (incluida la de circular por la izquierda), y en caso de tener que parar en un semáforo (descalificado si te lo saltas), habrá un juez/voluntario (“marshal”) que anotara nuestro dorsal y tiempo parados para luego sumarle ese tiempo al tiempo final.

Otra particularidad que he podido apreciar, ha sido que en muchos eventos no existe el chip. Pero es increíble la precisión de la organización para darte los parciales de cada sector, incluso de las transiciones, a base de chequear tu dorsal (que es obligatorio llevar en pecho y espalda, aunque el cinturón elástico está permitido teniendo que colgarle dos dorsales) y anotarlo a papel y bolígrafo o informáticamente. Increíble.

Me sorprende también el precio de los eventos, por lo general caros si comparamos con España, pero acorde al sueldo superior que se suele percibir por estas tierras. No obstante, la mayoría de servicios extra, se pagan. Desde la camiseta finisher, fotos durante la competición, masaje pre o post carrera, avituallamiento sólido al final, … Así que uno puede escoger la versión básica o el pack completo, pudiendo ajustar el presupuesto a cada bolsillo o a los intereses de cada uno. A pesar de ello, con el pack básico, el trato es exquisito.

Se apuesta más por la calidad que la cantidad, limitando muchas veces los participantes a 300-400 para asegurar que el “no drafting” es posible. Este hecho supongo que esta también directamente relacionado con el precio del evento. A menos participantes, para asegurarse el mismo beneficio o el tener los medios necesarios para el evento, mayor precio.

Y para asegurar el “no drafting”, no he podido ver apenas motos y/o jueces que lo controlen. Sencillamente, si alguien se apunta a un evento sin drafting, da por entendido que no intentará seguir la estela de otro en el sector ciclista. No sé si es cuestión de educación, respeto a los demás, mayor cultura de esfuerzo, mayor satisfacción propia, dar el 100% en cada sector o qué será, pero todos lo respetan y cumplen. Seguro que habrá excepciones como en todos lados, pero la tónica general es seguir las normas, nada de pelotones.

Otra grata sorpresa es que en el calendario se incluyen eventos duatléticos y triatléticos entre semana. Normalmente los miércoles en plena temporada podremos darnos el gustazo de hacer un duatlón en Silverstone (circuito de F1), un triatlón en Eton Dorney (similar al Canal Olímpico de Castelldefels), … Aquí cuando el clima empieza a suavizarse, se aprovecha al máximo. Lo mejor, estos eventos no están muy masificados, pero obviamente el nivel en ellos es altísimo. Quién sino los más en forma van a participar entre semana…

De momento también he podido apreciar que el nivel es un poco inferior al español, pero supongo que a medida que vaya avanzando la temporada, el nivel irá subiendo. Como comentaba al principio, ¡entrenar en invierno es un suplicio!

Y hasta aquí la “zambullida” al triatlón/duatlón inglés, veremos qué pasa en apenas dos semanas en el ITU World Triathlon London, donde volveremos a vibrar con triatlón en estado puro. Seguro que los hermanos Brownlee plantarán aún más cara que en Yokohama, y ante su público no serán “tan fáciles” de batir. Veremos si Gómez Noya y Mola pueden de nuevo con ellos. Yo no me lo pierdo y estaré ahí para verlo in situ y al día siguiente participar con el resto de mortales en el mismo circuito, que transita por el mismísimo centro de Londres, en Hyde Park y alrededores.

imagen de uk.oakley.com

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías