Publicidad

Cientos de triatletas tuvieron que subirse la bicicleta al hombro para poder completar el segmento ciclista del IRONMAN Malasia.

Este sábado, volvió a celebrarse el IRONMAN Malaysia, una prueba mítica del calendario de larga distancia, conocida por la dureza que provocan las altas temperaturas y los altos porcentajes de humedad. Allí vimos al Sr. Javier Gómez Noya llevarse su primera y única victoria en IM, en la edición de 2019, y a súper Gurutze Frades conseguir la plata en 2015.

Aunque este año no hubo categoría profesional, la edición de 2022 siempre será recordada por todos los allí presentes debido a las condiciones climatológicas. Tras una tranquila natación en una de las playas de Langkawi, el archipiélago fue víctima de un Monzón de verano mientras los triatletas completaban el segmento ciclista.

Publicidad

Las fuertes lluvias provocaron rápidamente inundaciones por gran parte del recorrido, forzando a los triatletas a tener que bajar de la bici y caminar con ella al hombro, ya que en varias partes, el agua llegaba hasta las rodillas o simplemente las corrientes eran demasiado fuertes.

“Soy de Canadá, pero vivo en Singapur, así que estoy acostumbrada a este tipo de clima, pero tuve algunas dificultades durante el segmento de ciclismo porque siete secciones del recorrido se inundaron y el agua me llegaba por las rodillas. Vi otros los participantes se detenían y caminaban… así que solo recé”, comentaba April Race, una de las participantes.

Publicidad