Publicidad

De ahogarse en la piscina a triatleta de Media Distancia, pasando por la natación y el alpinismo, hoy descubrimos la trepidante historia de Alba Reguillo.

En el triatlón español, surge una figura que encarna la diversidad y la pasión deportiva: Alba Reguillo. Con raíces manchegas y un espíritu que abraza la montaña y el asfalto, su viaje deportivo es un testimonio de polivalencia y dedicación.

Inicios Multifacéticos:

La historia de Alba en el deporte no es convencional. Su primer encuentro con la natación fue más que un simple baño. Casi se ahoga en la piscina del chalet familiar, pero este incidente marcó el inicio de una relación única con el agua. Rescatada por sus hermanos, se sumergió en los cursos de natación, desatando una pasión que la llevó a ser octava en España en los 100m braza durante el Campeonato de España Cadete.

Sin embargo, su vida no estaba limitada al agua. Durante sus estudios en CAFYDE, descubrió la montaña y se aventuró en el alpinismo. Las cimas del Kilimanjaro y el Aconcagua no eran solo hitos geográficos; llegaron a ser cimas conquistadas evidencia de que su cuerpo se adaptaba de manera excepcional a las alturas. Se convirtió en Técnico en Montaña y exploró pruebas de orientación y carreras de montaña.

Publicidad

Del la montaña al Triatlón:

Fue en 2013 cuando un amigo la introdujo al triatlón, viendo en ella esa polifacética destreza que define a los grandes atletas. Sin experiencia previa, Alba se aventuró en el triatlón de Alcázar, logrando un sorprendente top 5 en una competición de alto nivel. Desde ese momento, su amor por el triatlón floreció y no ha dejado de crecer.

Consejos de una Profesional:

Como profesional del ejercicio físico y deporte, Alba siempre comparte un consejo valioso: buscar la guía de expertos en el sector. Animando a evitar ser autodidacta y apostar por disfrutar del proceso, aprovechando cada etapa de manera progresiva. Su experiencia la lleva a señalar que saltarse escalones conduce a lesiones, frustración o pérdida de interés.

La Unión con Saltoki:

El camino de Alba se entrelaza con el club Saltoki, una decisión crucial en su carrera. Aunque manchega de nacimiento, su conexión con Gorka Blasco y Pablo Arrastia, responsables del club, la ha convertido en parte de la familia navarra. Saltoki no es simplemente un equipo para Alba; es un hogar donde ha encontrado apoyo, cariño y orientación constante. La influencia positiva de Gorka y Pablo ha creado un ambiente cálido y unido en el club.

Futuro Brillante:

El futuro inmediato de Alba Reguillo se desarrolla entre su pasión por el triatlón y su compromiso como autónoma gestionando un centro deportivo especializado en salud. Su objetivo anual es mejorar continuamente y aspirar a lo máximo posible, equilibrando las exigencias del triatlón nacional con otras disciplinas como trail, swimrun y adventure race. Mientras su cuerpo aguante, Alba estará en la línea de salida año tras año.

Nivel Femenino en España

Alba destaca el asombroso crecimiento del nivel femenino en el triatlón español. Atribuye este fenómeno al aumento de facilidades, la inversión de patrocinadores y los premios económicos en las pruebas. Las redes sociales también han desempeñado un papel vital al permitir que más mujeres se dediquen casi exclusivamente al entrenamiento. En su visión, el aumento del número de mujeres en el triatlón ha elevado automáticamente el nivel de la competición.

Kona y Aspiraciones Actuales:

Participar en Kona en 2017 fue un sueño cumplido para Alba, sin embargo, señala que, con el tiempo, la carrera ha perdido parte de su atractivo inicial. Su enfoque se ha desplazado hacia el nivel nacional y las pruebas que España ofrece. Su interés y pasión residen en las competiciones locales y la creciente competencia en España.

En resumen, Alba Reguillo es más que una triatleta destacada; es una embajadora de la diversidad deportiva y un faro para aquellos que encuentran su fuerza en la versatilidad. Su historia inspira a abrazar los diferentes aspectos del deporte y disfrutar del viaje, recordándonos que el triatlón va más allá de la competición: es un estilo de vida lleno de pasión y descubrimientos continuos

Publicidad