Publicidad

El norte-americano Víctor Jaime-Solorio impresionó a todo el mundo al romper el cronómetro en una prueba de 1.500 metros.

En los últimos días hemos estado contando historias sobre alguno de los hitos cosechados por jóvenes noruegos en el mundo del atletismo. En concreto, dos sobre dos chicos de menos de 15 años que acabaron un 10.000 con respectivos tiempazos que impresionaron a casi todo el mundo.

Ahora, la noticia cruza el charco para recalar en el país de la Estatua de la Libertad. En Estados Unidos, un niño que no llega ni a la decena de edad ha vuelto a asombras a más de uno y uno. Apunten su nombre: Víctor Jaime-Solorio.

A sus nueve años de edad, el atleta norte-americano rompió el cronómetro después de terminar una prueba de 1.500 metros. Ya se podia prever algo bueno cuando cruzo los 800 en 2:22.46 minutos; los 700 restantes los completó en menos de 2 minutos y 20 segundos para terminar la prueba con un envidioso y prestigioso tiempo de 4:42.97.

Publicidad

Comentarios

comentarios

Publicidad