Publicidad
Más de 200 inscritos en la tercera edición de la travesía Prades Siurana, prueba no competitiva organizada por Neda el Món.

El recorrido inicial es un circuito 3.000 metros, dentro del pantano de Siurana, con unas vistas privillejadas. La inesperada nieve ha hecho acto de presencia, un 28 de abril, haciendo cambiar los planes.

El trayecto original, se suspende por falta de visibilidad y la consecuente falta de seguridad para los participantes.

La temperatura ambiente no ha superado en ningún momento los 2ºC, oscilando hasta -1ºC, el agua a 13ºC, la capa superficial se enfría continuamente por contacto primero con la lluvia y luego con la nieve. En estas condiciones, la organización opta por un recorrido de unos 1.000 metros.

Se descarta dar 3 vueltas emulando la distancia original, para evitar al máximo los riesgos de hipotermia por contraste, por el contraste de salir del agua y encontrar temperaturas muy bajas, al estar en un pantano, no se cuentan con instalaciones climatizadas, por consiguiente la organización informa de los riesgos y recomienda tener la ropa a mano, para poder vestirse rápido y así entrar en calor.

Publicidad

156 valientes han decidido nadar, ha habido quien estando inscrito ha preferido no nadar y quien ha escogido inscribirse en el último momento para aprovechar la especial coyuntura de nadar nevando.

Al realizar 1.000 metros, el tiempo en el agua fría se reduce a pocos minutos, una media de menos de 20 minutos para el gran grueso de nadadores, que no da tiempo  a reducir significativamente la temperatura corporal, deja margen para poder salir del agua y vestirse sin complicaciones, prueba de ello, es que la todos los que han escogido nadar, han podido hacerlo y completar el recorrido sin complicaciones.

Disfrutar de nadar, mientras está nevando, es una experiencia que se da en pocas ocasiones, hacerlo con la seguridad de socorristas en el agua, embarcaciones guía y equipo medicalizado en tierra, es una oportunidad que no se encuentra todos los días.

Entre los que han aprovechado la ocasión, ha habido un grupo de 4, entre los que está incluido el que escribe estas líneas, que han realizado el recorrido sin traje de neopreno, solo con bañador.

Ha sido una experiencia original, agua dulce y fría, sentir como entraba algún copo en la boca al respirar, ver la nieve caer alrededor, vapor que salía del agua por contraste térmico, nadar dando la vuelta a un pequeño islote con vegetación, ha sido una travesía especial de las que quedan grabadas a fuego en la memoria de sus protagonistas.

ESPACIO DE ULTRAQUIM

Publicidad