Publicidad

Infinitri Sports hace historia en Castellón tras el debut de su 226 Triathlon Peñíscola con un éxito rotundo.

La mágica Peñíscola se vistió de gala para la primera edición del Infinitri 226, marcando un hito en la provincia de Castellón que resonará en la memoria de los triatletas. Tras 11 ediciones de media distancia, el desafío de la larga distancia finalmente llegó, dando a los participantes la oportunidad de conquistar un recorrido épico.

El Castillo Templario, icono indiscutible de la ciudad, presenció el inicio de una espectacular jornada de triatlón. Los participantes se sumergieron en una natación de 3,8 km alrededor del emblemático Castillo, marcando el comienzo de una travesía única. El recorrido de ciclismo, ondulado y con un perfil divertido, serpenteó por las encantadoras localidades de Càlig, Sant Jordi y Cervera del Maestre, cubriendo la distancia de 180 km. Y para acabar,  una maratón que concluyó en la Plaza Santa Maria, escenario recordado por todos de la serie Juego de Tronos.

El sol elevó la dificultad de la competición, pero la organización, comprometida con la experiencia de los participantes, desplegó todos los recursos para asegurar que nada faltara. Las altas temperaturas no fueron obstáculo para el belga Timothy Van Houtem, quien inscribió su nombre en la historia del evento al cruzar la línea de meta con un impresionante tiempo de 8:33:22. El podio masculino también contó con la presencia destacada de Ander Irigoien y el escocés Cameron Keast.

Publicidad

En la categoría femenina, la victoria fue para Mª Jesús Díaz, que no solo desafió la distancia sino también las condiciones climáticas, destacándose en un podio que también incluyó a Claudia Adriana y la talentosa argentina Denise Alvarado. Cabe destacar que todos los participantes que cruzaron la línea de meta lo hicieron dentro del tiempo establecido, incluso con 30 minutos de adelanto respecto al límite de 16 horas.

Con el eco de los logros aún resonando, la organización ya anticipa la fecha para el 2024 y la apertura de inscripciones. El éxito rotundo y las satisfactorias opiniones de los y las triatletas en esta primera edición prometen llenar rápidamente las 300 codiciadas plazas disponibles. La leyenda del Infinitri 226 Peñíscola ha comenzado, y prometo dar mucha másguerra.

Publicidad