(Delly Carr)

La indiscutible reina del triatlón de media y larga distancia se abrió en una entrevista en la que habla del precio que tiene el éxito y de los estereotipos sexuales.

Daniela Ryf acumula multitud de trofeos en sus vitrinas entre los que están los codiciados mundiales Ironman y Ironman 70.3 pero a sus 33 años la suiza demuestra en una entrevista concedida a la revista suiza Schweizer Illustrierte estar en el punto de madurez óptimo para afrontar personal y deportivamente los próximos años de su carrera.

El éxito por si solo ya no me aporta felicidad

Hasta este punto Ryf ha llegado tras una trayectoría estelar que le ha llevado a las cotas más altas del triatlón internacional y a llevar un paso más allá el deporte femenino en cuanto a rendimiento. No en vano Daniela ha logrado incluso superar en posiciones en carrera a triatletas masculinos de élite dando auténticos recitales. “…de manera progresiva me di cuenta que la presión por los resultados se había llevado consigo parte de mi alegría…”

Dentro de este proceso Daniela Ryf confiesa que el confinamiento y el devenir de la situación le ha hecho tomar perspectiva de muchos aspectos de su vida y reflexionar sobre su futuro que, a corto plazo, pasa por terminar sus estudios de nutrición y empezar la formación universitaria en psicología.

Otro aspecto importante es que tomó la decisión de poner a prueba todo lo aprendido como deportista para entrenarse a sí misma. De este modo Ryf rompe la relación de 8 años con el que ha sido su preparador, Brett Sutton.

He redescubierto el amor y por tanto también a mi misma

En la misma entrevista Daniela Ryf habla de su actual estado sentimental y habla, de la forma más natural del mundo (como no puede ser de otro modo) de haber encontrado el amor en una mujer. La suiza confiesa ser la primera sorprendida ya que anteriormente solo había tenido relaciones con hombres pero del mismo modo afirma que el amor no debe ser nunca un problema.

Ante esta situación la periodista le cuestiona la compatibilidad de su situación sentimental con el patrocinio del Team Bahrain y si teme a las consecuencias de su decisión de hacer pública su relación a lo que Ryf es contundente :

” Sería muy decepcionante para mi si tuviera efectos negativos entre mis patrocinadores. Lo más importante para mi es ser quien soy, abierta, honesta y libre”

Sobran las palabras, una nueva lección de Daniela Ryf, más allá del deporte.

 

Comentarios

comentarios