Publicidad

La convocatoria supone un aumento de casi 200.000 euros respecto a la temporada anterior, enfocadas a conciliar familia y deporte

El deporte femenino sigue creciendo año tras año, y deportes como el triatlón, son una prueba fehaciente de este cambio.

Sin embargo, la maternidad sigue siendo un hecho que marca un punto de inflexión en la vida de muchas mujeres deportistas.

Sea al nivel que sea -aunque estas ayudas estén destinadas a la élite- ser mamá comporta un cambio tan importante, que puede ser que las ganas de seguir practicando deporte, sean incompatibles con el desarrollo como madres.

Publicidad

Por ello, el Consejo Superior de Deportes (CSD) abrió ayer el proceso de solicitud de subsidio para mujeres deportistas de cara a este 2021, por un período de 15 días.

De esta manera, se busca que la vida familiar, académica y por supuesto, la deportiva, se puedan desenvolver de la manera más natural posible, sin tener que renunciar a nada.

Todas aquellas deportistas dentro del programa de Alto Nivel (DAN), podrán presentarse a la ayuda que saldrá de la partida de 450.000€ prevista por el estado, en cualquiera de los dos casos siguientes:

  • Deportistas que hayan sido madres, hayan realizado una adopción o una acogida en 2020
  • Deportistas integrantes de equipos nacionales que tengan hijos menores de tres años matriculados en centros educativos infantiles o a cargo de personal cuidador.

Igualmente, se espera que se puedan proporcionar ayudas para la formación académica si alguna de estas deportistas se encontraba en medio de unos estudios que tengan validez en España.

El presidente del CSD José Manuel Franco, dejaba las siguientes declaraciones: “El compromiso del Gobierno con el deporte femenino es máximo y su reflejo en el presupuesto es la mejor prueba de ello”.

Acciones como esta, fomentan que cada vez más, se rompa el tópico de “Se paga por lo que se genera”.

Un argumento puramente inválido si nunca se le ha dado la oportunidad al deporte femenino de dar espectáculo, cuando existen deportistas como Mireia Belmonte, Lydia Valentín o Carolina Marín que llevan años dominando sus deportes, y disciplinas como el ciclismo, dónde la mayoría de carreras tienen más acción que las masculinas.


 

Publicidad