Publicidad

La actividad no para en los meses previos a la celebración de la prueba Desafío Doñana, demostrando que es más que una competición deportiva. Si el pasado 13 de junio la organización de la prueba celebró unas Jornadas de Tecnificación que fueron todo un éxito, ahora la prueba es noticia por motivos solidarios. Desafío Doñana une fuerzas con el proyecto Donando Vidas, una iniciativa del sanluqueño Eduardo Rangel que busca aumentar los donantes de órganos.

De hecho, Donando Vidas es uno de los proyectos más relevantes de la historia de la donación de órganos en España. Arrancó en 2012 y ya ha conseguido que más de 20.000 personas registren su tarjeta de donante, además de concienciar a la población de la importancia de donar. Una iniciativa que, desde el principio, ha querido compartir camino con eventos deportivos únicos, como es el caso de Desafío Doñana. Además, su propulsor Eduardo Rangel también ha querido completar retos espectaculares para dar difusión a la causa. El primero, en 2012, fue ni más ni menos que correr los 250 kilómetros que unen Sanlúcar de Barrameda con Córdoba por etapas.En 2013 corrió, en una expedición de 12 personas, ocho maratones en cuatro días. Y para este 2015 ya hay dos retos más.

Sin duda, una fantástica noticia que Desafío Doñana y Donando Vidas unan fuerzas.

Doñana

Publicidad
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí