Publicidad

Mantener nuestra musculatura libre de la carga fruto de los ejercicios específicos a los que la sometemos, es básico para no acarrear lesiones a largo plazo. Te contamos cómo hacerlo desde tu casa.



Para este post, contamos con la colaboración directa de Anna Tudela, terapeuta y especialista en recuperación de lesiones del centro ARS Salut Esportiva.

Publicidad

Para realizar una correcta descarga en casa, lo primero que necesitamos es disponer de un elemento que actúe como suplente de las manos del fisioterapeuta.

En este caso, deberás contar con un foam, un roller foam o una botella de plástico llena de agua congelada, para simular el efecto de las dos herramientas citadas.

Para trabajar puntos de dolor o zonas más concretas, podemos usar una pelota de tennis para concentrar más presión en una parte del músculo.


Zonas musculares a descargar:

  • Gemelos
  • Tibiales
  • Isquiotibiales
  • Glúteos
  • Fascia lata

El movimeinto a realizar es el de apoyo y rolido por encima del foam, siempre en el sentido ascendente de pies a cabeza, para así simular el drenaje sanguíneo que se consigue de forma manual.

Para ejercer más presión, podemos apoyar una pierna encima de la otra para minimizar los puntos de apoyo con el suelo y aumentar la carga.


El auto masaje desde los pies hasta las caderas es de la misma manera básico para una buena salud de los tendones y las articulaciones.

Por ello deberemos emplear nuestras propias manos, para dar movilidad y rotación a todos los dedos, para pasar posteriormente a la planta del pie.

Le seguirá el tendón de aquiles, subiendo por los gemelos – separando los grupos musculares – para terminar por los cuádriceps si trabajamos la zona superior de la pierna, o los isquiotibiales si favorecemos la parte inferior.


 

Publicidad