Publicidad

Desiree Nicole Linden debutó en su primer ultramaratón el pasado martes en un recorrido de 50 kilómetros cerca de Eugene, Oregón. En su debut ha logrado terminar la distancia en el tiempo más rápido que cualquier otra mujer en el mundo, convirtiéndose en la primera en bajar de las tres horas.

En un tiempo oficial de 2:59:54, la atleta norteamericana dos veces olímpica y campeona del Maratón de Boston 2018, ha podido añadir otra medalla a su vitrina. Y eso no es todo: Linden ha conseguido correr a 3’35 de media durante los 50K.  Aunque la Asociación Mundial de Atletismo no reconoce la distancia como récord mundial oficial, se trata sin duda de una récord mundial y una marca a recordar. El tiempo récord anterior era de 3:07:20 de la británica Aly Dixon que consiguió en los campeonatos del mundo de 2019 en Brasov (Rumanía).

Durante la rueda de prensa posterior a la carrera, Linden comentó que al principio le costó calentar durante los primeros 10 kilómetros, pero que después de que ella y su acompañante, Charlie Lawrence, se ajustaran al ritmo previsto, se sintió más ligera y ágil.

Publicidad

Desiree Linden es la primera mujer en bajar de las tres horas en un 50K

Linden llegó a la mitad de la maratón justo a tiempo, con un registro de 1:15:47, y al punto del kilómetro 42, se situó en las 2:31:12. Después de la maratón, lo que venía era territorio desconocido para Linden.

“Alrededor de los 38 kilómetros, sentí que la carrera se iba a poner muy, muy difícil”, dijo. “Sin embargo, yo quería bajar de las tres horas, así que me dije a mí misma, ‘No te emociones demasiado, pero tampoco te duermas en aglún kilómetro’“.

Linden, de 37 años, tomó parte en las Pruebas de Maratón Olímpica del año 2020 donde quedó cuarta, tan solo a una posición de clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio (no obstante, Desiree Linden sigue siendo la suplente en caso de que las participantes clasificadas actualmente, Aliphine Tuliamuk, Molly Seidel o Sally Kipyego, no puedan competir por alguna razón. Cuando la pandemia comenzó poco después de estas pruebas, los planes de Linden de correr los maratones de Nueva York y Boston se evaporaron hasta el pasado martes en Oregón.

View this post on Instagram

 

A post shared by desiree linden (@des_linden)

Linden no descarta probar las distancias de 80K y 100K en el futuro

Linden lleva mucho tiempo deseando probar las carreras de ultradistancia. Y ya en su debut ha conseguido batir el récord de 50K con una media de 5:47 por kilómetro/milla, respetando el ritmo que había previsto que haría. Aparte de esta, su otra carrera más rápida (en la distancia 41,195 kilómetros) fue en la Maratón de Boston de 2011, terminando segunda en la friolera de 2:22:38, a 3,22 min/km. De las últimas carreras que había realizado fue la maratón de Nueva York de 2019 con un tiempo de 2:26:46.

Después de la carrera del martes, Linden no descarta explorar distancias todavía más largas en el campo del ultrarunning, aunque por ahora su meta sigue siendo competir en las Grandes Maratones del Mundo como hasta día de hoy. Pero seguirán rondando por su cabeza las pruebas de 80K y 100K.

https://youtu.be/LD5-vac3UKg

Publicidad