Publicidad

Esas son las dos grandes premisas que todo ciclista debe cumplir: ver y ser visibles. Por ello, la DGT se ha puesto firme y avisa de posibles multas a los ciclistas que no lleven ciertos dispositivos

Tráfico recuerda que cuando un ciclista circula en condiciones de poca visibilidad debe disponer de luz de posición delantera y trasera, catadióptrico trasero y, optativos, catadióptricos en radios de las ruedas y pedales. Es decir, que sean vistos por los demás vehículos de la vía.

Muchos ciclistas circulan con una luz roja trasera. Muy importante cuando los coches tratan de adelantarles porque previene los alcances por detras. Pero también es de suma importancia una luz delantera blanca. De esta forma, en los cruces, por ejemplo, los ciclistas son más visibles.

Publicidad

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=2zodsVSZDZU[/embedyt]

Publicidad