El danés gana la prueba dos veces en tres días después que la organización investigara el incidente. Tras la protesta del triatleta, se confirma una penalización de cinco minutos y no una descalificación como se había planteado anteriormente.

La organización de la Challenge Budva-Montenegro ha recogido cable y a lo que se preveía una descalificación en toda regla del ganador de la prueba, Magnus Ditlev, se quedará solamente en una penalización de cinco minutos. El tiempo que se le suma finalmente al danés no le supone bajar de posición ya que con esto le saca más de un miuto al corredor que acabó en segundo lugar: Patrick Lange con 3:48.21.

En un primer momento y cogiéndose al reglamento del Triatlón Mundial, la decisión de descalificar a Ditlev era firme e irrevocable debido al corte que realizó durante la prueba. No obstante esto y las protestas del danés, la organización realizó una investigación donde cambió el veredicto.

La variación de la decisión se basó en que Ditlev acortó camino en la carrera debido a un momento de desorientación. Confirmado ésto, la organización se disculpó y posteriormente eliminó la descalificación del ganador de la edición de este año para sumarle cinco minutos al tiempo que firmó. El tiempo sumado no le hace variar la posición final ya que Ditlev se queda con una marca de 3:46:29, con Patrick Lange en segundo lugar (3:48:21) y Ruedi Wild en tercero (3:50:43).

Comentarios

comentarios