A pesar de que es difícil de que ambos atletas tengan que verse las caras durante la carrera, el caché del 10k Hytteplanmila se pasa de mediático con la presencia del defensor del título, Jakob Ingebrigtsen

Como ya contábamos hace unas semanas, este sábado Kilian va debutar en un 10k de asfalto, después de que estos últimos meses, el catalán se ha lucido en redes con alguna que otra ‘machada’ que ha alucinado a todos el mundo del running.

El hombre que lo ha ganado todo en montaña se va a enfrentar a un jóven que tiene toda su carrera por delante, a pesar de que el nivel de Jakob sea ya galáctico. El escenario será la prueba más rápida de Noruega, la misma en la que vencía en 2019 el menor de los Ingebrigtsen, con 27:54, que a su vez es récord nacional de la distancia.

Veremos si en esta ocasión, Jakob saca una vez más a relucir el potencial que tiene en las piernas, después de marcar el mejor crono europero de la historia en 2.000m y de batirse de tu a tu con Cheruiyot en su intento de reventar el récord del mundo de 1500m, quedándose el noruego a 23 décimas de la victoria con 3:28.

Por su parte, Kilian tiene todas las posibilidades para ofrecer un espectáculo sea cual sea la marca que haga, aunque las predicciones lo sitúan cercano a los 29 minutos.

La carrera se disputa en una localidad cercana a Oslo, dónde en vez de juntarse los 3.000 corredores que normalmente participan en ella, se ha reservado sólo para los élite. La marca para acceder era de 31:20 en hombres y 37:20 en mujeres

El pistoletazo de salida sonará el sábado 17 de octubre a las 13:30 y podrá seguirse en streaming en este link.

Comentarios

comentarios