Publicidad

Así ha sido el segundo puesto de Saleta Castro en el Patagonia Extreme Triathlon, el triatlón más duro del mundo que se disputa en tierras chilenas

PATAGONMAN: LA CARRERA


Patagonia Extreme Triathlon es considerado el triatlón de larga distancia más duro del mundo por las exigentes condiciones que se encuentran los triatletas y el duro recorrido que tienen que hacer para lograr tocar la famosa campana en la meta. 

Publicidad
Natación

La carrera se realiza en Chile y los triatletas son lanzados desde un barco directamente a las aguas del Fiordo de Aysen para nadar los 3,8km del sector de natación. Una natación cuyas aguas del Fiordo están por debajo de los 12 grados y donde el gorro térmico es obligatorio al igual que el neopreno. A su vez, los triatletas pueden llevar guantes y calcetines de neopreno para intentar aislarse el máximo de las frías aguas. 

Bici

El sector ciclista consiste en un recorrido de 177km donde los primeros 60 son relativamente llanos pero en los últimos 100 los triatletas tienen que hacer frente a un desnivel de más de 2.500 metros. Además del montañoso recorrido, el viento y los cambios en el tiempo (pueden pasar de sol a diluvio en apenas minutos) suele ser otro factor que endurece exponencialmente el sector de bici. 

Carrera a pie

La maratón final es una auténtica salvajada ya que los triatletas tienen que correr por carreteras onduladas y que en mucha ocasiones no están ni pavimentadas. 

SALETA CASTRO TERMINA SEGUNDA


Tras participar en la edición del año pasado con un tiempo de 10:36:35 y conseguir el tercer puesto tras la escocesa Caroline Livesey y la estadounidense Maggie Rusch, Saleta Castro no ha querido perderse la edición de 2023 del, según sus palabras, “el triatlón más extremo que he hecho en mi vida”. 

Pues bien, este año, la española, tras una natación de 28:32, una bici de 6:08:40, una carrera a pie de 4:00:45 y un tiempo final de 10:49:03, conseguía el segundo puesto femenino tras la triatleta británica Laura Siddall y el quinto de la general. 

Tal y como ella misma ha compartido a través de sus redes sociales:

Solo quería esto, volver a tocar la campana porque como dije el año pasado detrás de este gesto hay mucho más de lo que se puede explicar en un post. Segunda chica y quinta de la general pero los puestos en esta carrera sobran y esta vez fue una carrera para compartir con toda la gente que durante estos días ha estado conmigo apoyándome y dándome todo su cariño. Estar en el fin del mudo y sentir que te quieren como en casa, no hay mejor regalo que eso. GRACIAS. Y ya… OFICIALMENTE DE VACACIONES

Desde Triatletas en red queremos hacernos ECO de la gran carrera de Saleta Castro y desearle unas buenas vacaciones

Publicidad