Publicidad

Según un demoledor estudio, 3 de cada 4 deportistas en edad temprana, han sufrido algún tipo de abuso mental o físico durante su carrera como deportista

Sea por percepción del atleta, o por método del entrenador, el deporte tiene un problema.

Según un estudio reciente de la UAntwerpen, casi el 75 por ciento de los atletas jóvenes experimentan algún tipo de comportamiento inaceptable, antes de cumplir los dieciocho años.

Este tipo de noticias va de la mano con las lamentables noticias que nos han llegado desde Australia y Holanda. En el país oceánico, se reportaron amaños para obtener plazas para los JJOO, mientras que en Países Bajos se sacaron a la luz las cloacas de una federación que ‘vendía’ sueldos falsos a sus triatletas de élite. Vergonzoso.

Publicidad

También es conocido el caso de Choi Suk-hyeon, la triatleta surcoreana que se suicidó el año pasado, después de no aguantar los abusos impuestos por sus entrenadores. Acoso verbal y agresión física que culminaron en el desenlace fatal.

El informe, en datos

El estudio se enmarca dentro del programa europeo “Abuso infantil en el deporte: estadísticas europeas”. Los datos indican que -sobre el 75% total- el 51,3 por ciento de los casos se trata de conductas físicas inapropiadas y en el 67,6 por ciento de los casos se indica abuso psicológico.

El informe añade que, alrededor del 36,3% de los jóvenes que han reportado estos malos tratos, han sido completamente ignorados. Y aún más grave, un 36,1% de los deportistas encuestados dice haber sufrido algún episodio de acoso sexual no físico. En un 22,8 por ciento, estos fueron físicos y hasta un 6% declara haber sufrido acoso sexual o violación.

“Los números muestran que existe un comportamiento inapropiado dentro de los deportes, pero también fuera de los deportes, sigue siendo un gran problema en Flandes, Bélgica y Europa”, afirma el Dr. Tine Vertommen. “En cada uno de los países que participaron, se reportaron cifras elevadas. Esto significa que nosotros, como sociedad, y más específicamente la escena deportiva, fallamos en proteger a nuestros niños y jóvenes “.

Contexto actual

El caso reciente de Simone Biles ha vuelto a poner de manifiesto que, en muchos casos, las maneras de los entrenadores llegan a quemar de manera prematura a muchos atletas, o les causan traumas que vivirán consigo toda su vida.

No todo el mundo -ni siquiera aquellos dotados genéticamente para un deporte concreto- está preparado para aguantar una disciplina ‘espartana’ dónde se exprime al deportista en todos los sentidos. Está más que demostrado que los métodos de ‘cromañón’ pueden llegar a ser una arma de doble filo si el deportista no es capaz de soportar el machaquismo.

En España no se conocen escándalos tan sonados en el mundo del triatlón, aparte del caso de Leo Armentano -publicado por ARA en 2019-

Desde triatletasenred nos sumamos al rechazo total por cualquier práctica abusiva tanto mental como físicamente.

Publicidad