Publicidad

Ha sido su año. Jan Frodeno ha ganado todo lo que se ha propuesto. El alemán se ha proclamado campeón del mundo Ironman para redondear un año perfecto. Y es que antes de su victoria en Hawái, Frodeno ya levantó primero la cinta en el Campeonato del Mundo Ironman 70.3 en Austria y en el Campeonato de Europa Ironman en Frankfurt, entre otras pruebas. Una temporada que no empezó bien por una lesión que le obligaba a renunciar al Challenge Dubai, pero que ha terminado coronando al campeón olímpico en 2008, en campeón del mundo Ironman 2015.

Curtido entre Noosa (Australia) y Girona (España), Jan Frodeno ha cerrado un 2015 de ensueño. Pleno de victorias con una excepción: el Cannes International Triathlon, donde solo Molinari fue capaz de superar a los germanos Jan Frodeno (segundo) y Sebastian Kienle (tercero). Eso sí, la temporada no ha quedado exenta de problemas, empezando con mal pie. Frodeno tuvo que renunciar a competir en el Challenge Dubai, con suculentos premios económicos, por una caída en bicicleta que le afectó en la columna vertebral y varias costillas.

Ha hecho pleno de victorias en las pruebas de la franquicia Ironman donde ha competido. Empezó la temporada con victoria en el Ironman 70.3 de Oceanside, disputado en California a finales de marzo. El alemán cerraba su participación con un tiempo de 3:47:08 horas en carrera. Era su primera victoria del año tras perderse el Challenge de Dubai. Tras su segundo puesto en el Cannes International Triathlon, Frodeno compitió en el Ironman 70.3 Barcelona, prueba que se disputaba a solo 45 minutos de Girona, su centro de entrenamientos durante los meses de temporada. Allí el alemán dominó una carrera donde tuvo rivales de la talla de Frederik Van Lierde, Sylvain Sudire o Eneko Llanos, venciendo con un tiempo de 4:03:28 horas.

Su primera prueba de fuego importante sería en Ironman Frankfurt, sede del Campeonato de Europa Ironman. Bajo condiciones de extremo calor, Frodeno dominó la carrera para imponerse en Alemania y consiguiendo su primera victoria en larga distancia. Además, superaría a Sebastian Kienle, vigente campeón europeo de la franquicia. Salió primero del agua y desde ahí solo hizo que ampliar su ventaja, logrando además una marca impresionante: 7:49:48 horas para completar 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros de carrera a pie. Era su primer aviso serio de cara a conquistar Hawái.

Publicidad

Antes de Hawái, Jan Frodeno asaltó el trono del Campeonato del Mundo Ironman 70.3, que se disputó en Austria. Batió a Sebastian Kienle y a Javi Gómez Noya en otra demostración de su tremendo potencial. Le bastaron 3:51:19 horas para batir a su compatriota y al hasta entonces vigente campeón del mundo Ironman 70,3, el gallego Gómez Noya. Las quinielas le ponían como máximo favorito para Kona y así ha sido. El broche de oro a una temporada de 10.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí