El descenso más vertiginoso del mundo, ¿te atreves?

0

Combina peligro extremo y emociones fuertes. La Carretera de la Muerte, en Bolivia, recibe cada año una gran afluencia de turistas a pesar de los numerosos accidentes registrados, algunos de ellos fatales

La vía, de 80 kilómetros de longitud, ha desarrollado toda una industria alrededor de la bicicleta. Agencias especializadas y bicis de última generación al servicio de un recorrido que da vértigo. Es tal la sensación y el peligro que se decidió que la circulación fuese por la izquierda para que los conductores pudieran calcular perfectamente el paso y ver el borde del precipicio con mayor precisión.

El descenso comienza con un primer tramo asfaltado en el que los ciclistas calientan motores. Y es que cuando el pavimento desaparece, las piedras, el barro y el agua de las cascadas adornan el trazado y lo complican al máximo. Aunque la mayoría de fallecimientos se los cobran los vehículos a motor, no son pocos los deportistas que han entrado con más velocidad de la debida en una curva e, irremediablemente, se han salido de pista. Paisajes increíbles que ponen a prueba la destreza sobre el manillar. Donde cualquier fallo puede tener consecuencias y cada kilómetro se conduce al límite. Y tú, ¿te atreves?

Comentarios

comentarios

Share.

About Author