Publicidad

Sergi Escobar ha sacado a la luz los ‘trapos sucios’ que aguarda un deporta tan duro como el ciclismo -el de pista concretamente- dónde el sueldo del seleccionador nacional dista mucho de las responsabilidades que el cargo trae consigo

No es oro todo lo que reluce, y a pesar de que el ciclismo esté envuelto siempre en un aura de glamour, lo cierto es que muchas veces, las penúrias no sólo se quedan en las carreteras.

De eso mismo ha hablado mucho alguien que conoce muy bien el mundo del ciclismo, como pistard y como entrenador, y que ya harto de la situación que le ha tocado vivir en un cargo tan importante como es el de ser seleccionador nacional, en todas las categorías, tanto para hombres como mujeres.

Actualmente, el sueldo del presidente de la RFEC es de 70.000€ brutos anuales, algo que dista a años luz de la ‘miseria’ de 1.600€ al mes que gana el encargado de estar día a día con jornadas maratonianas, dedicado a un deporte.

Publicidad

No sólo son los viajes alrededor del mundo que te impiden ver a la familia… Es el hecho de tener que estar lidiando con personas que todo el día están poniendo tu labor en entredicho, y enfrentándose a deportistas, entrenadores, políticos y jerarquías que tan sólo nublan tus capacidades como seleccionador.

Una presión tal, que ha afectado al rendimiento de todo un deporte, en el que España tenía nivel mundial, para pasar a ser una ‘segundona’.

El mismo Escobar consiguió 2 medallas en Atenas 2004, algo que a día de hoy sería impensable dada la situación actual, dónde solo dos ciclistas se han clasificado para la olimpiada.

Más allá de este caso en concreto, se puede reflexionar acerca del papel que soportan estas figuras tan importantes como son los directores técnicos o seleccionadores, que tienen el conocimiento y el buen hacer, y muchas veces son coartados por influencias que terminan por dilapidar un futuro prometedor para el deporte nacional.

A continuación, el hilo completo de Sergi al respecto:




Publicidad