Publicidad

Lionel Sanders ha anunciado que se va a centrar en gran medida a mejorar su natación de cara a la temporada que viene, ya que sabe que es el único motivo que lo ha privado -por ejemplo- de estar en el podio de Daytona

El de Canyon ha alargado el tiempo de reflexión post carrera luego del Mundial de la PTO. No porqué Sanders considere que fue una mala carrera, sino porqué sabe que esta vez, se le ha escapado por poco el lograr llevarse el bote gordo en una carrera que le podía ir como anillo al dedo.

Y es que a parte de la natación, el canadiense se salió. Voló con su nueva Speedmax a más de 48 km/h de media y corrió marcando el 5º mejor parcial, superado por Goodwin, Noya, Iden y Hanson.

Uno de los problemas que cometió Lionel fue el de usar el traje de crono con el que marcó el récord de la hora canadiense, para nadar en Daytona. El triatleta reconoce que las sensaciones al nadar no fueron buenas, y que el fitting estaba 100% enfocado a la prueba de pista, y no a la flexibilidad que tiene un mono de triatlón.

Publicidad

Además, el déficit de tiempo en la segunda vuelta lo dejó muy alejado de los rivales con los que había nadado en otras pruebas, con los que sólo había perdido escasos 5 segundos en la primera de las vueltas.

Hablaron con Sam Long para tirar dos vueltas cada uno, como estrategia para coger la cabeza de carrera lo antes posible. Teniendo que avanzar a más de 12 triatletas, cada sorpasso requería de más de 400w para evitar cualquier penalización por drafting. En total, Sanders calcula que tuvo que ‘meter’ 30 hachazos para, literalmente, llegar con las piernas reventadas a la T2.

‘La bici más dura que he hecho’ como muchos han reconocido, sin descanso alguno, que hizo que Lionel no pudiera seguir su plan de nutrición correctamente. Otro aspecto que penalizó su rendimiento durante los primeros kilómetros a pie.

Sanders halaga la carrera de Iden, al que ve como uno de los triatletas más listos que ha visto compitiendo. Controlando todo el rato sus fuerzas, como si tuviera muchos años de experiencia en la media distancia (se pueden contar con una mano las carreras de este calibre en las que ha estado…).

Por ello, Lionel se ha propuesto nadar en 24:00 o 24:30 los 1900m de natación, nadando 5 días a la semana con un entrenador dedicado. ”Quiero poder decir que si soy malo nadando, es porqué ya lo he dado todo en el agua”.

 

 

Publicidad