Publicidad

La triatleta gallega buscará este domingo el billete para el Campeonato del Mundo Ironman en Holanda tras una odisea de viaje. Vueling le perdió las maletas y no ha sido hasta hoy que ha podido recuperar su bicicleta.

Lo que mal empieza bien acaba. Eso es lo que quiere pensar Saleta Castro, que ha visto como su aventura en Ironman Maastricht empezaba de mala manera. La gallega viajó a Holanda el mismo lunes tras hacer Santiago-Barcelona-Maastricht, pero las maletas no llegaron con ella. Se encontraban en Marruecos, como comentó ella misma por redes sociales.

De hecho, esa ha sido la plataforma por donde hemos podido seguir las evoluciones del caso, que finalmente ha tenido un feliz desenlace. Esta mañana, Saleta reflejaba con una fotografía en redes sociales (abajo adjunta) que ya tenía consigo su bicicleta, así como el material para competir.

Así pues, centrada ya en la competición, Saleta intentará conseguir en Holanda los puntos que le faltan para poder correr en Kona en octubre. Un largo y muy luchado deseo que le ha llevado a competir en muchas pruebas. Terminó 10º el Ironman 70.3 Monterrey, encadenó dos abandonos seguidos en Ironman Texas y Ironman Lanzarote pero se levantó en un gran escenario, el Campeonato de Europa Ironman en Frankfurt, donde acabó 6º.

Publicidad

Con estos resultados, Saleta espera sellar en Maastricht un billete para Kona que sería histórico. La estadounidense Mary Beth Ellis y la holandesa Tine Deckers serían a priori las principales rivales de nuestra representante.

kkkjfvjkfjt

Publicidad