La leyenda de la ultradistancia ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter dónde muestra la descomunal fuerza de sus articulaciones y ligamientos, mientras salta con todo su peso repetidamente sobre sus tobillos

Kilian Jornet es uno de esos seres humanos dispuestos a abrir camino sobre cuáles son los límites humanos.

Y si bien nunca sabemos qué se le pasa por la cabeza al deportista catalán afincado en Noruega, hay veces en que no hace falta ir más allá del trastero de su casa para demostrar que está hecho de otra pasta.

Y es que esta vez, Kilian no ha querido batir ningún récord ni ganar una carrera. Simplemente, ha demostrado de lo que es capaz nuestro cuerpo si le damos la suficiente capacidad de adaptación.

Una adaptación que -como mismamente sucede con los keniatas y etíopes para el fondo- va mucho más allá de los ejercicios que cualquiera puede hacer en su casa, ya que Jornet lleva toda la vida corriendo y pisando en infinitud de terrenos distintos, para llegar a desarrollar la fortaleza de sus tobillos.

Todo ello, a raíz de la pregunta de un usuario, que preguntaba a Kilian si “Se había doblado alguna vez el tobillo, y si era así, cuántas veces en un año, de media.”

El tantas veces laureado contestó a su manera: “O he tenido mucha suerte, (o me lo he currado mucho desde pequeño) pero nunca me he doblado un tobillo” añadiendo el genial vídeo dónde da brincos encima de uno de los puntos débiles de muchos corredores en todo el planeta.

El de Salomon añadía que no se trata de un ejercicio de propiocepción que el practique regularmente, como así lo indicaban algunos expertos en fisioterapia, sino que su resistencia provenía de “…andar y correr mucho en terreno muy irregular desde muy pequeño.”

Lo mejor de todo, como siempre, las reacciones de los usuarios del mundo del running al ver el clip del atleta.

¡Que nadie lo intente en casa!

Comentarios

comentarios