El Bisonte completará la prueba compuesta por tres días, del 9 al 11 de octubre, en Valencia

Emilio tenía como gran objetivo en 2020 su participación en Kona. La paternidad le había obligado a reducir su calendario para disfrutar de su hijo junto a su pareja, por lo que la caída del Mundial, ha dejado el año competitivo de Aguayo en blanco, algo que sin duda, le quita la motivación a cualquiera.

Para paliar el vacío de carreras, el actual vencedor del IRONMAN de Wisconsin, ha elegido la distancia ultra para su próximo reto.

En este caso, se trata de una prueba a tres jornadas, distribuidas de la siguiente manera:

  • 5km de natación, seguido de 72km con 1221m de desnivel en bici el primer día.
  • 138km de ciclismo, con un perfil escarpado y 2590m de desnivel.
  • Una maratón (42km) para rematar el reto.

Aunque se trate de una prueba no competitiva, el atleta del aNb va a intentar hacer un buen papel y demostrar la calidad que puede depurar en un maratón ‘en seco’, aunque se acumule la fatiga de los días anteriores.

El carácter ‘purista’ de la prueba, obliga a que la participación se vea reducida a 40 triatletas para controlar más a los que tomen salida, y procurar que se respeten las normas anti drafting.


Los requisitos de Emilio para escoger su ‘desafío’

– Una prueba con un límite de participantes de menos de 100 deportistas;
– Buena organización y buenas críticas de años anteriores;
– Cerca de casa para evitar viajes en avión (si era posible, en la ‘terreta’);
– Algo que le mantuviera motivado, ya fuera por el nivel de los participantes, el formato, que supusiera un reto o que el entorno donde se celebrase me gustara.


Para más info, click aquí

https://www.instagram.com/p/CDUSdy4o58M/?igshid=bt7pzbuuy3tu

Comentarios

comentarios