Publicidad

El año empezaba con noticias dulces para Eneko: el nacimiento de su hijo, que ha marcado intensamente su temporada. Eneko Llanos inició la temporada de forma relajada, pero no por ello no ha conseguido estar en la meca del triatlón. Eneko exprimió al máximo los meses de mayo, junio y julio y su buen estado de forma ha sido un factor presente en el triatleta, que ha plasmado en los buenos resultados que le han permitido llegar a Kona.

El Abu Dhabi Triathlon abría la temporada de Eneko, como los útimos seis años, aunque esta vez, en condiciones distintas y con menos entrenamiento a las espaldas por los acontecimientos familiares. La emoción no faltó en esa cita, ni tampoco la fuerza mental a la que tuvo que recurrir Eneko para hacer frente a una carrera muy dura por las condiciones meterológicas. Finalmente, acabó con una sexta posición sufrida y luchada.

El I Can Málaga estaba marcado como desafío en el calendario. Las sensaciones en el agua y en bici fueron muy buenas, pero la prueba para Eneko terminó en el sector ciclista, por decisión personal, tras saltarse inconscientemente una rotonda del circuito y acortar km de recorrido. Trece días después vendría el Thomas Cook 70.3 Mallorca, con una natación en solitario, a un minuto de la cabeza de carrera, pero el cuerpo le respondió con fuerzas en el sector ciclista y pudo mantenerse en las primeras posiciones y acabó cuarto.

La primera victoria para Llanos llegó en el IRONMAN 70.3 St. Pölten. La de Austria fue una prueba intensa, en donde el triatleta vasco supo distribuir fuerzas y lograr una merecidísima primera posición. En Julio, la 30a edición del Challenge Roth fue parada obligatoria. Una carrera dura y una maratón que, según asegura, fue de supervivencia, pero subió al podio en tercera posición.

Kona 2014 fue una competición sufrida. Eneko no llegaba al 100% a la línea de salida, tras varios días enfermo, pero decidió luchar. Desde el principio en el agua las sensaciones no fueron las deseadas y se agudizaron en el sector ciclista. La maratón fue insostenible para Eneko, en donde sufrió mucho y aguantó hasta el km 15. Llegado a ese punto, decidió abandonar al sueño que tanto esfuerzo y sacrificio le había costado alcanzar.

Publicidad

Después de Kona, Eneko ha dado ya los primeros pasos de la temporada 2015 con la participación en el Ironman de Fortaleza y también en el novedoso Challenge Barháin, de media distancia. La prueba de Brasil, un mes después de Kona, acogió a un Eneko dispuesto a disfrutar de la misma y a conseguir puntos para 2015. El triatleta vasco obtuvo la segunda posición, tras liderar la prueba durante el sector de ciclismo y 30 km de la maratón. Esta clasificación le ha animado tras el sabor amargo de su actuación en Kona.

En diciembre, la línea de salida de Challenge Bahráin conquistó a los mejores triatletas actuales a nivel mundial, incluyendo a Eneko. El altísimo nivel allí presente no fue problema para él, pues se hizo con la quinta plaza. El vasco hizo una gran carrera y cerraba así el año en el top5 de una carrera muy disputada.

La valoración personal que Llanos hace de su temporada es correcta, aunque considera que ha estado anteriormente en mejores condiciones y ha rendido mejor que en 2014. El abandono en Hawái deja una densa huella en esta valoración, pero Eneko no olvida que su edad es un factor a tener en cuenta, aunque le alegra ver y saber que sigue siendo competitivo.

Probablemente el inicio de 2015 sea más animado que éste, para asegurar la plaza en Kona, ya que, de nuevo, su objetivo para 2015 es el Campeonato del Mundo IRONMAN. Eneko Llanos quiere quitarse la espina de los últimos abandonos y hacer una buena actuación. Además, el triatleta vasco asegura que las novedades de Challenge en el país de los petrodólares le atraen mucho y seguramente las tendrá en cuenta en su calendario. ¡Eneko Ekarri It!

Foto: Mundo Tri

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí