Publicidad

Eneko Llanos ha compartido su entrenamiento de fin de bloque en Lanzarote, dónde ha dado cuenta de que su motor sigue siendo el de un gran torino

45 años pueden ser un simple número si te llamas Eneko Llanos y tienes un objetivo a la vista a 16 días. Dos semanas y media de concentración en LZ dónde ha coincidido con Pablo Dapena, con quién han compartido varias sesiones sobre las dos ruedas.

El objetivo de este stage ha sido el de meter un bloque de trabajo específico con destino Pamplona. Eneko estará en el Pantano de Alloz el próximo día 14, en una prueba dónde el año pasado fue 2º por detrás de Tavo Rodríguez. Además, el atleta de Spiuk también participó en los Nacionales de MD –con sede en Bilbao– dónde se llevó la medalla de chocolate.

En este ciclo de entrenamiento, Llanos ha aprovechado para tocar ritmos cercanos al umbral, primando más la calidad que el volumen sobretodo en bici. De hecho, antes de establecerse en Sands Beach, vimos a Eneko metiéndose entrenacos sobre el KICKR.

Publicidad

Dónde sí que ha acumulado más ‘tralla’ ha sido en el agua, llegando a las 6 sesiones por semana. Un segmento dónde las sensaciones lo son todo, podemos revisar el historial de entrenos del Kaiser, para ver que es un fan de las palas, que acostumbra a castigar con largos bloques de 400m.

Un KOM reventado a base de Wien

Aunque la calidad se haya concentrado en trabajo de series, el mejor triatleta español de larga distancia de todos los tiempos se ha ‘picado’ con si mismo para sacar un test de forma a modo de cierre.

El de Vitoria le ha metido más de 50″ al tiempo del anterior líder del segmento, y por lo tanto se lleva el KOM. Un tramo de 9:25 –al que Eneko ha añadido generosamente otros 43 segundos– en los que el triatleta ha empujado 412w. Lo que vendrían siendo 5,5 w/kg para el de BH.

La sesión de entreno completa, aquí.

Comentarios

comentarios

Publicidad